Famosos

La última fiesta española de Ira de Fürstenberg: en Liria y con Jaime de Marichalar y la infanta Elena

La aristócrata italiana ha fallecido este lunes en Roma a los 83 años. La que fuera una de las personalidades más populares e importantes de la jet-set marbellí en la década de los 80 y los 90 era muy querida en España, donde tenía grandes amigos. Con ellos celebró su 80 cumpleaños en el palacio de Liria, en Madrid. Entre los 60 invitados, la infanta Elena y Jaime de Marichalar.

La princesa, de padre austriaco y madre italiana de la familia Agnelli, dueños de la Fiat, quiso hacer en 2020 una fiesta en el palacio de Liria en Madrid para festejar una edad tan señalada, pero la pandemia y el largo periodo de restricciones posteriores se lo impidieron. No renunció a él, solo lo pospuso. La que fue esposa de Alfonso de Hohenlohe, creador de la esplendorosa Marbella de los años 60, 70 y 80, ofreció una cena en una imponente carpa con cortinajes abiertos y vistas al jardín francés, música de mariachis y salsa, y preciosos adornos florales distribuidos por la propia Ira y por Beatrice de Orleans. Y un menú exquisito, según contaron los invitados, a base de gazpacho de bogavante; merluza con alegría de limón y huevos Khalix; roastbeef con muselina de boniato y verduras de la huerta. Y de postre, un variado buffet de la Casa de Alba. Todo ello regado con vinos del Marqués de Riscal, Marqués de Vargas y champaña francés.

Los amigos de la princesa, guapísima y elegante con una túnica tipo caftán, llegaron puntuales a la cita, fijada para las 9 de la noche. Procedentes de la India, Holanda, Emiratos Árabes, donde Ira viajaba a menudo para exponer sus "objetos preciosos", Filipinas, Turquía, aristócratas franceses y naturalmente, sus íntimos italianos. Ira residía la mayor parte del tiempo en su casa de Roma y allí recibía como solo saben hacerlo los grandes señores de toda la vida.

Su hijo Hubertus de Hohenlohe y su esposa Simona Gandolfi tampoco faltaron a esta última celebración excepcional. Entre sus amistades españolas, Isabel Preysler, sin Mario Vargas Llosa, Miriam Lapique, viuda de Alfonso Cortina, Elena Cué y Alberto Cortina, Tomás Terry, Alfonso Díez, Borja Prado Eulate y Carmen Martínez Bordiú, sola, sin su novio australiano. También estuvo, pero no hasta el final de la cena, Elena de Borbón. Llamó la atención que la infanta y su ex marido Jaime de Marichalar, otro de los invitados, ni siquiera se saludaran.

La fiesta acabó a la 1 de la madrugada y al día siguiente, viernes, Ira de Fürstenberg dio un cóctel, más reducido, en su palacete del Madrid de los Austrias, para otro grupo de amigos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud