Famosos

Carlo Costanzia y Alejandra Rubio cambian el centro comercial por una casa: así ha sido su reencuentro tras la tormenta mediática

El hijo de Mar Flores y la de Terelu Campos están decididos a luchar por su relación. Tras una semana muy complicada, Carlo Costanzia y Alejandra Rubio se reunieron el pasado domingo a última hora de la tarde, su primera cita tras la pillada en un centro comercial donde se comieron a besos.

En esta ocasión Carlo y Alejandra fueron mucho más discretos y se citaron en la casa en la que vive el perrito del italiano después de que su ex novia, Jeimy, le echara del apartamento en el que vivían juntos. Según TardeAR, hablaron sobre su situación, sobre todas las informaciones que han visto la luz estos días y tomaron la decisión de seguir adelante juntos a pesar de todo. Afirman, además, que hay imágenes de la cita y que saldrán a la luz en unos días.

Horas antes del encuentro, el modelo, que tiene una pulsera telemática por dos condenas y duerme en un centro de reinserción social, se trasladó a esta vivienda a primera hora del domingo y estuvo paseando a su mascota por un parque cercano. Allí respondió a los periodistas sobre las declaraciones de su ex novia, que lo ha tachado de infiel y manipulador entre lágrimas: "Si tuviera que llorar yo, llenaría los embalses", dijo el actor.

Un romance incipiente

Carlo y Alejandra se han convertido en los protagonistas de la semana tras protagonizar una de las portadas de la prensa rosa. Su cita en un centro comercial de la capital puso al descubierto una relación romántica inesperada y que, según ellos, comenzó hace apenas unos días. La ex novia de Costanzia, sin embargo, tiene dudas: "Yo no me morreo así con un tío en unos días".

Jeimy mantuvo una relación de un año con el hijo de Mar Flores, con el que vivía en Madrid, hasta el pasado 23 de enero, cuando lo echó de casa: "Descubrí unos mensajes en el ordenador donde alquilaban un AirBnb para pasar un fin de semana de amigos y Carlo decía 'Trae chicas que lo vamos a gozar". Fue la gota que colmó el vaso para la joven de Tarragona: "Me humilló y me hizo mucho daño". La pelea entre ellos acabó con la policía en el apartamento y Jeimy en el hospital por un ataque de ansiedad: "No quiero saber nada de él".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud