Famosos

El mayor temor de Isabel Pantoja tiene que ver con un fantasma: ¿el de la soledad?

  • La tonadillera no puede quedarse sola en Cantora
  • Mientras tanto, planea su mudanza: "Se irá de alquiler a un chalet que la mantenga lejos de miradas indiscretas y de la prensa"

Es una mujer fuerte. Cató el sabor del amor y lloró como nadie la amargura de perderlo y quedarse viuda apenas un año y medio después de casarse con Paquirri y con un hijo. Pero Isabel Pantoja se levantó y vivió la gloria de las grandes artistas. Sufrió después la humillación de la cárcel y la vergüenza pública de ser señalada como una delincuente. Pero volvió a levantarse. Su hijo la insultó, la maltrató en las televisiones y en las revistas, vendió a su madre por dinero. Y su hija Chabelita también ha renegado de ella. Enterró a su madre y su corazón volvió a desgarrarse. Isabel Pantoja ha pasado por dificultades en la vida, pero Isabel tiene un miedo que supera su capacidad de aguante.

Según ha podido saber Informalia, la tonadillera no puede quedarse sola en Cantora, donde no tiene a nadie de servicio que la atienda día y noche. De ahí que hace unos días, su hermano Agustín tuviera que cancelar un nuevo viaje a Madrid a ver otro de los chalet donde pretende instalarse porque ninguna de sus amigas (de las pocas que le quedan) podía viajar hasta Medina Sidonia a quedarse con ella.

El miedo de la trianera a quedarse en la finca que heredó de su marido no es nuevo pero es que hasta ahora nunca ha estado allí sola. Siempre ha tenido personal de servicio. Y, mientras vivía su madre, doña Ana, Isabel se sentía acompañada. Además siempre contó con alguien que le echara una mano en sus cuidados, aunque Isabel, sobre todo al final, no se movía de su lado. Siempre ha hablado de los fantasmas de Cantora e incluso Kiko Rivera, en una entrevista con Bertín Osborne, habló del tema. "Yo nunca he visto ningún fantasma allí, pero mi hermana de pequeñita, sí. Ella se reía por las noches y un día me dijo mi madre 've a ver qué le pasa'. Cuando llegué estaba dormida. Se quedó así la cosa, pero otro día la cuidadora de Isa le pidió a la niña que entrara en una habitación y la niña se negó. Dijo que ahí estaba el hombre que le hacía reír por las noche. Era mi padre. La niña señaló al cuadro que hay en Cantora de mi padre".

La finca es enorme y aunque está muy deteriorada, hace unos meses, seguramente con la intención de venderla, Isabel mandó hacerle un pequeño lavado de cara: "Pintó por dentro y por fuera", nos dicen. La intención de Pantoja es instalarse definitivamente en Madrid y desprenderse de lo único que la queda de su marido. Las deudas han podido con ella y necesita conseguir efectivo para empezar de cero. Es el promotor de su nueva gira, al que llaman su salvador, el que le ha hecho ver las cosas claras. Para poder vivir como una estrella debe desprenderse de la finca, pagar a Hacienda y empezar de cero. Y es eso lo que va a hacer. De hecho, tal y como se ha contado, Agustín ya ha visitado varios inmuebles en la zona norte de Madrid donde podrían instalarse. Primero se habló de algunos pisos por el barrio Salamanca, incluso de Plaza Castilla, pero no disponen de tantos metros que ella quiere. "Se irá de alquiler a un chalet que la mantenga lejos de miradas indiscretas y de la prensa", nos aseguran. Pero esto también podría ser temporal. Pantoja quiere comprar un solar, concretamente en La Moraleja, donde ya vivió para construirse ella su propia casa. A su gusto. Como le gusta hacerlo todo a ella.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud