Famosos

El juicio de Dani Alves, visto para sentencia: se declara inocente pero la pena no bajará de 4 años

  • El futbolista admite que hubo felación y penetración pero dice que todo fue consentida
  • La defensa recuerda que en el momento en el que su cliente entró en el baño, ya dijo no y el procesado sabía que no quería

El juicio a Dani Alves quedó al última hora de este miércoles visto para sentencia: la pena oscilará entre los 4 y los 12 años de cárcel. El ex barcelonista, que lloró durante la vista, se declaró inocente; admite que hubo penetración después de que la víctima le realizara una felación, pero asegura que fueron relaciones consentidas. Las otras partes mantienen sus acusaciones. Tras la declación del futbolista, que solo contestó a las preguntas de su defensa, llegaron las conclusiones de la fiscal, de la acusación particular y finalmente cerró la defensora del brasileño.

Elisabeth Jiménez, fiscal del caso, considera que la declaración de la denunciante "es absolutamente creíble". La representante del ministerio público recoerdó que la presuta víctima "ha mantenido la misma versión en todo momento" y puso de relevancia la dificultad para ella de comparecer porque "el relato ha sido duro".

Sobre el consentimiento del acto sexual, que Alves tacha de consentido, la fiscal explicó que "el hecho de que una mujer acepte una copa o ir a un reservado no implica, evidentemente, que hubiera deseo sexual ni tampoco consentimiento", dijo. "Para ser consentido, el acusado tenía mucha prisa por abandonar el lugar", dijo con carga de ironía al revisar las pruebas documentales. La fiscal señaló la inconsistencia del relato del procesado, por el "llamativo cambio de versiones". Tampoco 'compra' la fiscal que el acusado estuviera borracho, como se ha tratado de demostrar estos días, con declaraciones como la de Joanna Sanz, que sostuvo que Alves reresó muy bebido a la casa la noche de listis. La fiscal ecordó que es impoisble acreditar la cantidad de alcohol que consumió el futbolista: "Los hechos no son merecedores de una pena mínima", concluyó

"Me da igual que mi representada le perreara": Ella dijo no"

La Fiscalía pedía 9 años de prisión ya antes del juicio. Las conclusiones de la acusación particular también comenzaron poniendo de relieve el tremendo sacrificio que ha supuesto para la denunciante acometer el relato. Esther García, la letrada de la acusación, recordó que a su cliente le ha sido "muy difícil llegar a este juicio" y ha señalado que "ha tenido un relato espontáneo, pero constante". García, "denunció por desgracia". Sobre el supuesto consentimiento, la abogada de la acusación particular fue contundente: "Me da igual que mi representada le 'perreara', como ha explicado el procesado. En el momento en el que entró en el baño, ella dijo 'no'. Por tanto, el procesado sabía que no quería", manifestó la letrada.

Por el contrario, la defensa de Dani Alves señaló que veía "incoherencia" en el relato de la denunciante. "No se sostiene y ha quedado vacío de toda verosimilitud", dijo la abogada del futbolista, que cerró el apartado de conclusiones. Inés Guardiola pidió la absolución para su representado.Pero insistió en que, de no concederse, se le aplicaran tres atenuantes: por intoxicación etílica, por la reparación del daño y por considerar que se vulneró el derecho fundamental del procesado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud