Famosos

Los últimos 'fake' sobre Genoveva Casanova: de la escapada africana con Cayetano Martínez de Irujo a su nuevo refugio madrileño

  • La 'desaparición' de la mexicana ha dado paso a un sinfín de informaciones falsas

Han pasado tres meses desde que saltara la polémica por la sorprendente amistad entre Genoveva Casanova y Federico de Dinamarca y la mexicana sigue 'escondida' del foco mediático. Su ausencia ha dado paso a todo tipo de informaciones y rumores, especialmente acerca de su paradero: San Sebastián, México, La Finca (en Madrid) e incluso Kenia, donde habría pasado el Fin de Año en compañía de sus hijos, su ex marido, Cayetano Martínez de Irujo, y la novia de este, Bárbara Mirjan.

La revista Lecturas afirmó que se habían trasladado en vuelos distintos (ya que Genoveva hizo hasta cuatro escalas para despistar a la prensa) y una vez allí, se habían alojado todos juntos en la finca de Cayetano. La noticia, sin embargo, se ha desmentido desde varios corrillos televisivos: "Viajaron el conde con su novia y sus hijos, Genoveva no". También han desmentido las informaciones que apuntaban a un supuesto malestar de Bárbara Mirjan por la complicidad entre su novio y su ex: "Entiende que es la madre de sus hijos, no hay ningún problema", han dicho desde el entorno de la joven abogada.

El mismo medio aseguró también que Genoveva estaba de vuelta en Madrid y que se había refugiado en una de las propiedades de su ex marido, concretamente en una casa que tiene en La Finca (una de las urbanizaciones más exclusivas de la capital). Lo cierto es que no se ha vuelto a ver a la mexicana en las inmediaciones de su piso en la capital, el mismo en el que pernoctó Federico de Dinamarca y que alquiló hace unos años. Aseguran que el inmueble pertenece a la familia Arena Pan de Soraluce (formada por el expresidente de Bankinter, el mexicano Juan Arena de la Mora, y la artista Bárbara Pan de Soraluce), algo que ellos no han querido confirmar: "No sé de qué me hablas, no tenemos nada que decir", han respondido a Vanitatis.

Tres meses en el ojo del huracán

Genoveva ha pasado unas semanas muy complicadas. La noticia de su amistad con el entonces príncipe heredero de Dinamarca, ahora rey Federico X, dio la vuelta al mundo y causó gran impacto en el país escandinavo, casi una crisis institucional y matrimonial. Entonces decidió refugiarse del ruido mediático en el palacio de Arbaizenea, una propiedad de su ex marido en San Sebastián. Tras ser descubierta por los fotógrafos puso pies en polvorosa y desde entonces todo han sido especulaciones: Londres, México, Andorra, Sevilla...

La filósofa mexicana está muy bien protegida por su círculo cercano, que está un poco preocupado. ¿El motivo? Su estado de salud. Genoveva sufrió una embolia pulmonar el pasado verano y todavía no está del todo recuperada. El estrés de las últimas semanas le habría pasado factura: "Le están haciendo pruebas, está delicada", dijeron.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud