Famosos

La exclusiva de Jesulín molestará (y mucho) a Belén Esteban: "Cuando mis hijos me necesitan estoy"

Jesulín de Ubrique está muy activo en el papel couché y amable con la prensa. Incluso hay quien comenta que ahora se siente más libre de decir ciertas cosas públicamente porque Belén Esteban no está en Telecinco desde el fin de Sálvame y, por tanto, la respuesta mediática va a ser menor.

Este miércoles, el diestro ha concedido una entrevista a su revista de cabecera y ha dejado unas palabras que pueden escocer a la princesa del pueblo, la madre de su hija Andrea. La ex colaboradora de Telecinco siempre ha mantenido que no ha estado a la altura como padre y ha explicado que, a día de hoy, quien ejerce de padre es Miguel Marcos, su marido.

"Creo que soy un padre bueno. Un padre que está ahí cuando mis hijos me necesitan. Y que voy a estar siempre. Yo doy la vida por mis hijos. Eso lo tengo más claro que el agua", dice Jesulín cuando Hola le pregunta por la paternidad.

Sobre el pequeño Hugo, que nació en junio de 2022 cuando él ya rondaba los cincuenta, también ha tenido unas palabras: "¿De viejo? Hoy en día se están viendo padres de edad mucho más avanzada que la mía, ¿eh?. Mira, en el caso de mi último hijo, fue una sorpresa para todos. Una bendita sorpresa. Es un juguete. Para sus hermanos, para sus padres, sus abuelos… Yo estoy viviendo una etapa con mi niño que no pude, sin embargo, vivir con mis otros hijos, porque mi profesión requería de mucho. He estado con mis hijos, claro que sí, pero no como estoy ahora con el pequeñín. Lo que me cuesta salir ahora de mi casa y despegarme de él… Hugo es una bendición de Dios".

El padre de Andrea, Julia, Jesús Alejandro y Hugo con su cuarto hijo ya se planta: "Me vine arriba (risas). A mí, ahora, no me importaría tener otro más... Yo, encantado (risas). Pero vamos a quedarnos tal y como estamos. ¿Cómo es eso? 'Virgencita, virgencita, que me quede como estoy'. (Risas)".

María José Campanario

Para María José Campanario, con quien ya lleva más de dos décadas, también tiene unas palabras: "Es la mujer que necesitaba. Porque si no fuera por esta mujer, yo no estaría. Yo no sería. Yo no podría estar al lado de una persona que yo no quisiera o que no me hiciera feliz. Y yo quiero a mi mujer. Y mi mujer me hace feliz. No tengo que pedir más nada. No podría estar con una persona que no sintiera lo que yo siento por mi mujer. Sería absurdo".

Por ella, el diestro lo da todo: "Mi mujer ha sido una persona de quitarse el sombrero, porque estoy seguro de que otra mujer no habría aguantado las barbaridades que ella se ha visto obligada a escuchar por mí. Pero, al final, el tiempo ha puesto a cada uno en su sitio. Los comentarios chungos y las mentiras han tenido las patas muy cortas. Y nosotros hemos seguido navegando".

Jesulín sentencia: "Y seguimos juntos. Y con proyectos. Y con otro hijo, fruto del amor y el respeto... Porque estamos convencidos de que ella es la mujer de mi vida y yo, el hombre de la suya. Tela la de parejas que parecían indestructibles y han salido como el Rosario de la Aurora... De nosotros se ha dicho de todo. Nos han pegado por activa y por pasiva. Nos han intentado hacer daño a toda costa. Y ¿sabes qué? Que se la han tenido que tragar. Y se la van a seguir tragando". No sabemos si Belén Esteban tendrá el estómago preparado para leer estas palabras.

Su vida personal

Por otra parte, sobre cómo ha llevado y lleva que su vida personal sea objeto de interés, Jesulín dice en Hola, la revista por excelencia del corazón patrio: "Siempre lo he llevado bien. Lo he llevado bien porque yo nunca lo he buscado. Y a mí me llamaban para hacer cualquier reportaje y yo lo hacía encantado. Sin problema y sin cobrar. Sin problema y sin cobrar, te lo repito, porque yo no vivía de eso. Pero es que, en esa época, yo hacía las cosas sin ningún tipo de interés ni de lucro", explica.

Y añade, tras pasar por caja: "O, a lo mejor, alguien sí que se lucraba a mi costa, pero yo no. Mis fuentes de ingresos eran la espada y la muleta. Yo no vivía de las revistas del corazón. Y si me llamaban de la televisión, iba encantado. Porque me gustaba y me apetecía. Me prestaba a todo. Y nunca hablaba de dinero ni nada. El dinero no me importaba. Ahora, en cambio, cuando me llaman para ir a cualquier sitio, primero escojo el sitio y, después, pido mi caché. Por supuesto". Jesulín, que dice que no ha vivido de las revistas del corazón, ha concedido esta exclusiva con motivo de su 50 cumpleaños, que fue el pasado 9 de enero. Se trata de una de las tantas que ha concedido a este semanario, pues a lo largo de su vida hasta el día de hoy ha protagonizado numerosas portadas pagadas (tanto con Belén Esteban como con María José Campanario).

Sobre su rechazo a la prensa rosa y a los programas del corazón, también dice: "Mira, si yo hubiese dicho que sí a muchísimas cosas, pensando únicamente en lo económico, habría ganado mucho, pero mucho, con la televisión. Pero he sabido controlarme y administrarme. Por eso, cuando sabía que tenía que decir que no, he pedido lo máximo para que me dijeran que no".

De esta forma, así justifica sus nuevos trabajos en televisión: "¿Qué es lo que pasa? Que cuando me han llamado para hacer un formato que me apetecía y en el que me veía, si respetaban mis condiciones, lo he hecho encantado. Por eso, El desafío y MasterChef. Eso no quiere decir que haya abierto la veda al 'todo vale'. No, no. Hay ciertos programas en los cuales ya no es que sea cuestión de dinero, es que ni encajo ni pinto nada. Es cuestión de 'ni hablar'. No me sentiría bien, no me sentiría cómodo y ¿qué necesidad?".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud