Famosos

Ana Obregón ya tiene fecha y lugar donde bautizar a la hija de Aless Lequio: la exclusiva que viene

Ana Obregón

Ana Obregón prepara contra reloj el bautizo de su nieta Ana Sandra. La actriz anda ocupada en todo lo que rodea al acontecimiento: desde las pruebas del vestidito que lucirá la pequeña de nueve meses a la búsqueda de un padrino de emergencia. Justin, el que ella tenía pensado, uno de los mejores amigos de Aless Lequio, reside en Estados Unidos y no pude estar en Madrid este diciembre para la ceremonia.

Se dijo en un principio que Ana Sandra llevaría el faldón Eque usaron algunos miembros de la familia Borbón para recibir las aguas bautismales, aquel con el que fue bautizado Juan Carlos I, el mismo que utilizaron Alessandro Lequio y María Palacios para cristianar a su hija Ginevra Ena el 19 de noviembre de 2016, en la capilla del palacio familiar de Torlonia, en Roma, en Via Bocca di Leone, entre Via Condotti y Via Frattina, cerca de la Plaza de España. El faldón se usó por primera vez el 26 de enero de 1938 en el bautizo de don Juan Carlos de Borbón, que recibió las aguas bautismales de manos del cardenal Eugenio Pacelli (después, Papa Pío XII), en la capilla del Palacio Magistral de los Caballeros de la Orden de Malta, cercana al palacio de Torlonia. 

Ana Sandra no llevará el mismo faldón que lucieron no solo el Rey don Juan Carlos, sino Felipe VI y sus hermanas, las Infantas Elena y Cristina de Borbón, y sus respectivos hijos de ellos: Froilán y Victoria Federica; Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarin; y la Princesa de Asturias, Leonor, y la Infanta Sofía. Ana Sandra no lucirá el traje de cristianar de los Borbón, una de las reliquias mejor conservadas de la familia, confeccionado con tela de hilo de color beige con sobrecapa, puntillas de Valenciennes, encajes bordados a mano con guirnaldas de flores y cintas de raso.

Sin embargo Alessandro Lequio ha dicho que su hijo Aless tampoco lo usó. Aless llevó en su bautizo un faldón que procedía de la familia Obregón, no de la suya. Lequio ha sido convocado a la ceremonia, que será muy íntima y familiar, pero ha declinado la invitación. El aristócrata, primo segundo del rey Juan Carlos, no conoce a Ana Sandra y sigue sin querer conocerla. Su propósito es no entrar en el juego de Ana. Prefiere quedarse fuera y respetar la memoria de su hijo, ya que no le consta que Aless tuviera ningún deseo de tener descendencia para después de su muerte, como sostiene por el contrario Ana Obregón. Lequio, dentro de su discurso contenido, llegó a hartarse y referirse a las mentiras de Obregón y su mercantilización del dolor: "Hay otras maneras de generar dinero", dijo cuando Obregón le puso como testigo del supuesto deseo de su hijo de ser padre después de muerto. 

De hecho, este supuesto deseo sustenta todo lo llevado a cabo por la actriz y bióloga para convertirse en madre-abuela de Ana Sandra, justificando sus decisiones como el cumplimiento de un deseo que nadie corrobora: ni el padre de Aless, ni Carolina Monje, la que fuera novia del fallecido; tampoco se ha exhibido ningún documento que sostenga las afirmaciones de Ana Obregón. Todo se sustenta en la palabra de Ana Obregón, una mujer que ha llegado a afirmar públicamente y en serio que que su hijo la llamó al móvil dos años después de morir: "Hay testigos", dijo. 

Obregón dijo en los primeros días de la vorágine mediática tras conocerse el nacimiento y las circunstancias de la llegada al mundo de Ana Sandra, exclusivas incluidas, que Lequio estaba encantado con su nieta y que estaría en el bautizo. Luego, poco a poco, fuimos conociendo la realidad: el italiano no quería saber nada de todo el lío y repetía que su familia eran su mujer y su hija.

Pasados los meses, Ana Obregón ha vuelto a recuperar el tema del bautizo. Ha hablado del mes de diciembre para celebrar el bautismo de su nieta, pero se ha mostrado evasiva para precisar una fecha, seguramente ha pactado una exclusiva con su revista de confianza, quizá una exclusiva benéfica para la fundación que ha creado para investigar el cáncer y que lleva el nombre de su hijo

Pero a la redacción de Informalia nos llega la noticia de que será el fin de semana del 15 de diciembre, en la iglesia de Nuestra Señora de La Moraleja, la misma donde se celebró el funeral por Aless Lequio, el 30 de junio de 2020. Ana Obregón, podría vestirse haciendo un guiño a la memoria de su hijo, luciendo la ropa que llevó el día de su bautizo. Eso se comenta entre su gente cercana, aunque no hemos podido confirmarlo y siempre cabe la posibilidad de que Ana, como en tantos asuntos, cambie de opinión. 

Quizá hemos cometido spoiler al desvelar la fecha del bautizo e Ana Sandra. Tal vez hemos arruinado la exclusiva. Es posible que entonces, Obregón busque inmediatamente otra iglesia con urgencia. Pero los invitados que estaban convocados nos confirman que esa es la fecha y que todos están muy ilusionados. Recordemos que, como dijo Joaquín Prat, Ana Obregón  tuvo escondida a Ana Sandra para preservar la exclusiva. 

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud