Famosos

La mujer que denunció a Conde-Pumpido fingió su muerte cuando la Policía la buscaba en Brasil por presunto intento de asesinato

La mujer que denunció a Cándido Conde-Pumpido por presuntamente agredirla sexualmente arrastra problemas con la Justicia que van más allá de su enfrentamiento al abogado. Según se dio a conocer esta semana, Aline se enfrenta a una orden de busca y captura por la Policía de Brasil, que la acusa de intento de homicidio. Y eso no es todo, ya que este jueves se ha dado a conocer la táctica que utilizó para salir airosa de dicha situación: fingió su muerte.

La mujer publicó en las redes sociales un texto en el que anunciaba su propia muerte haciéndose pasar por su hermana. "Con mucho dolor en el corazón, vengo aquí a anunciar el entierro de mi hermana. Parecía un accidente, pero fue demasiado lejos. Aline se tiró de un piso 22 hoy. Dejó cartas a amigos y a nuestra familia explicando la depresión. No sé qué decir. Solo pido que recéis por mi hermana", rezaba el comunicado, al que ha tenido acceso Más vale tarde.

Además, el programa ha compartido el testimonio de una mujer que asegura haber sido víctima de una agresión por parte de Alince. "Me agredió. Ella los hechiza porque es muy chic, muy elegante, sabe hablar muy bien. Cualquiera cae en sus brazos. Sé que Aline ha estado en una clínica de rehabilitación, que tomaba drogas y todo eso", ha explicado. Asimismo, ella no es la única, ya que otra mujer dice que fue atacada y amenazada de muerte por Aline en Marbella.

Esta información llega después de que Aline retirase la denuncia contra Conde-Pumpido por, en sus palabras, ser "lo mejor" para su "paz" y para "seguir adelante". "Nadie me ha pagado ni un euro, lo hice porque quise porque vuelvo a Brasil, a mi país, y solo quiero paz y tranquilidad", dijo en una entrevista.

Tras sus declaraciones, su abogada, Beatriz Uriarte, arrojó luz a lo sucedido: "Ha sido un procedimiento muy mediático que le ha generado mucho estrés. Las razones por las que ha decidido retirarla son muy personales y ella tendrá que explicarlas si quiere, pero yo creo que ha quedado bastante claro. Ha priorizado su paz".

Este giro en los acontecimientos se dio veinte días después de que el nombre de Conde-Pumpido copara los titulares tras ser acusado de haber cometido una presunta agresión sexual contra la mujer en colaboración con otros dos hombres el pasado 3 de noviembre en su chalet. El hijo del presidente del Constitucional siempre negó las acusaciones, pero la situación pudo con él: llegó a pasar por el hospital hasta en dos ocasiones por problemas severos de ansiedad.

La última vez que tuvo que recibir atención psicológica fue a mediados del mes de noviembre, cuando ingresó en un hospital psiquiátrico a causa de un intento autolítico. El letrado arrastraba problemas mentales desde hacía años y los trataba con medicación y especialistas, pero la denuncia de la mujer y el eco mediático han agravado sus síntomas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud