Famosos

Alonso Caparrós se compara con Ángel Cristo Jr, al que define como "una víctima": "Me veo reflejado en lo que está pasando

  • El primogénito de Bárbara Rey ha sido tachado de violento y de tener graves problemas de salud mental

Apenas una semana después de cargar contra su madre en televisión, Ángel Cristo Jr sigue copando los titulares. El goteo de informaciones referentes a su vida privada es imparable: hace unos días se supo que su exmujer lo denunció por presuntamente maltratarla, y algunos testigos han roto su silencio sobre sus arranques de violencia en el entorno familiar. No obstante, en los platós de televisión también se respira cierta empatía al hablar del tema. Y así lo ha demostrado este jueves, de hecho, Alonso Caparrós.

El actor ha comentado que puede llegar a entender la actitud del hijo de Bárbara Rey y Ángel Cristo dada la violencia con la que ha crecido durante muchos años en la casa familiar de la Moraleja, en la que, según cuenta, llegó a ver prostitutas, droga y numerosos excesos que lo privaron de toda inocencia. Ahora se despacha a gusto contra su madre, a la que ha señalado como la verdadera culpable en los traumas de su pasado. Hay quienes dicen que habla porque necesita dinero para pagar la pensión de su hijo. Otros, lo acusan de ser una persona violenta e inestable mentalmente. La propia Bárbara Rey dijo que no iba a hablar "mal" de su hijo y que le preocupaba seriamente "su fragilidad" frente a la presión mediática.

"Entiendo lo que es una situación familiar desestructurada, y ese dolor brota de una forma o de otra", ha valorado Caparrós en Antena 3. El colaborador de televisión ha aclarado que, aunque no pensaba "entrar en detalles" sobre su experiencia personal, sabe que algunos comportamientos de Ángel están relativamente justificados. "Expresar (la ira) cuando brota puede ser muy útil, y eso que yo no lo apoyo", ha afirmado.

"Ángel es un chaval que tiene un grave problema de salud mental. Hay que mirarlo como tal. Estamos escuchando mucho que si es agresivo y tal", ha valorado, subrayando que a su hermana, Sofía Cristo, también se le ha visto en actitud violenta en algunas ocasiones, aunque de ello no se ha hablado tanto.

La hermana menor de Ángel empezó a consumir drogas a la edad de 13 años, después de que su padre la incitara a ello. En más de una ocasión ella ha afirmado que, de no haberse alejado de las adicciones, a día de hoy estaría "muerta". Según su hermano, cuando los problemas ocurrían en casa "ella no se enteraba de nada" debibo a los efectos de las sustancias. "En este problema famliar todos han sufrido mucho, todos los victimas. A Ángel lo dejaría en cuarentena", ha expresado Caparrós, añadiendo un último apunte: "Me veo reflejado en lo que le está pasando".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud