Famosos

Muere Kissinger, el playboy del Ala Oeste: su vida íntima (chica Bond incluida) mientras controlaba el mundo

Henry Kissinger falleció este miércoles a los cien años en su casa de Connecticut. Superviviente del Holocausto y profesor de Harvard, reformuló la diplomacia y la geopolítica y a la vez se convirtió en un ícono de la cultura pop. Amado por sus admiradores y odiado por sus detractores, el polémico premio Nobel de la Paz y secretario de Estado estadounidense con Richard Nixon (y Ford) fue, con sus luces y sus sombras, un maestro manipulador y un político esencial para entender el último tercio del siglo pasado, la Guerra Fría o el restablecimiento de las relaciones de EEUU con China o la URSS.

Cerebro de la política de distensión con la Unión Soviética, ayudó a derribar el muro diplomático que aisló a la China comunista durante dos décadas y media. Fue el estratega que marcó la política exterior de la primera potencia en aquellos años. Consiguió un parón en la guerra del Vietnam, y también impulsó dictaduras en Chile o Argentina, visitó el tardofranquismo y vigiló la Transición. Pero también fue un icono pop y un mujeriego impenitente durante al menos una década.

El Playboy de la Casa Blanca

Se divorció en 1964 de su primera esposa, Ann Fleischer, con quien tuvo dos hijos. Y en aquellos años de las primeras minifaldas y al ritmo de los Beatles o de Simon y Gartfunkel se convirtió en un playboy de la administración norteamericana, con permiso del presidente John F. Kennedy; con una diferencia muy notable: Kissinger no era atractivo como el mandatario asesinado en Dallas hace 60 años. Pero, como él repetía: "El poder es el mejor afrodisíaco". Tras una década de furor y pasiones, en 1974 se casó con Nancy Maginess, entonces colaboradora del gobernador de Nueva York Nelson Rockefeller. 50 años después, Nancy Kissinger es la viuda que llora su muerte. 

Kissinger se casó con su compañera emigrada judía alemana Ann Fleischer en 1949 y tuvieron dos hijos, Elizabeth y David, antes de divorciarse en 1964. El mismo año, comenzó a salir con Nancy Maginnes,  ex estudiante de Harvard que fue contratada por Rockefeller por recomendación de Kissinger. Antes de casarse en 1974, Kissinger tenía reputación de ser un picaflor.

Era conocido como "el símbolo sexual de la administración Nixon" y "el playboy del Ala Oeste".  En su lista de romances está la actriz Jill St. John. Se llegó a rumorear que Kissinger se casó en secreto con la chica Bond pero ambos lo negaron. Jill St. John compartió reparto con Sean Connery en Diamantes para la eternidad, en 1971, la sexta de la saga del espía creado por Ian Fleming de las interpretadas por el escocés. 

A Kissinger se le atribuyeron también aventuras o romances con Candice Bergen, Shirley MacLaine (abajo, juntos en 1975) y Liv Ullman y con la ex asistente de Nixon y periodista, Diana Sawyer. 

En activo hasta hace días a sus cien años

Hombre polémico hasta hace muy poco, Kissinger estuvo en la junta directiva de Theranos Inc. de Elizabeth Holmes antes de que la compañía de análisis de sangre se derrumbara en 2018 en medio de acusaciones de fraude. Otro miembro de la junta era George Shultz, colega de Kissinger en la administración de Nixon, cuyo nieto trabajaba en Theranos y resultó ser un denunciante clave contra Holmes.

Fue criticado por sugerir en mayo de 2022 que Ucrania debería ceder algunas tierras a Rusia para lograr un acuerdo de paz. Esos comentarios se produjeron tres meses después de que las fuerzas rusas invadieran Ucrania. Más tarde, hablando por videoconferencia en enero de 2023 en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, Kissinger dijo que a Rusia se le debe dar la oportunidad de volver a unirse algún día al sistema internacional luego de cualquier acuerdo de paz en Ucrania y que el diálogo con el país debe continuar.

Alabó la capacidad de don Juan Carlos para pilotar la Transición y advirtió del "peligro" de legalizar el PCE

Kissinger visitó España varias veces. Dos años antes de la muerte del dictador, el 19 de diciembre de 1973, fue recibido en Madrid por Francisco Franco y mantuvo encuentros con el entonces príncipe Juan Carlos de Borbón. En la Transición advirtió de los peligros de la legalización del Partido Comunista. Del hoy Emérito, dijo que nos tenía "la capacidad de los Borbones para la autodestrucción". Lo dijo cuando don Juan Carlos llevaba menos de tres semanas en el trono al que se llegó tras la muerte de Francisco Franco en noviembre de 1975.

Kissinger desempeñó funciones de asesoramiento en las administraciones de Kennedy y Johnson y se convirtió en uno de los principales asesores del multimillonario republicano moderado Nelson Rockefeller antes de la campaña presidencial de 1968.

Justo antes de la Convención Nacional Republicana de ese año, Kissinger dijo: "Richard Nixon es el más peligroso de todos los hombres que se postulan para ser presidente". Pero después de que Nixon ganó la nominación sobre Rockefeller y el gobernador de Michigan, George Romney, y derrotó al demócrata Hubert Humphrey en las elecciones, nombró a Kissinger asesor de seguridad nacional en 1969.

En un intento por liberarse de Vietnam durante el primer año de la administración Nixon, Estados Unidos llevó a cabo una campaña secreta de bombardeos contra Camboya para despejar las zonas de concentración de Vietnam del Norte y del Viet Cong. En 1970, Estados Unidos llevó a cabo una "incursión" en Camboya, lo que provocó enormes protestas contra la guerra en Estados Unidos.

Watergate

"Mi preocupación predominante durante Watergate no fueron las investigaciones que ocuparon los titulares del día. Fue para mantener la credibilidad de Estados Unidos como potencia importante", escribió Kissinger en sus memorias publicadas en 1982.

Kissinger negoció la salida de Estados Unidos de la desastrosa guerra de Vietnam y compartió el Premio Nobel de la Paz de 1973 con Le Duc Tho de Vietnam del Norte por un acuerdo de alto el fuego ese año. Casi dos años después, la autodenominada "paz con honor" de Nixon se derrumbó con la caída de Saigón ante el Viet Cong durante la administración del presidente Gerald Ford.

Tres meses después de la irrupción del Watergate el 17 de junio de 1972, el asesor de seguridad nacional de Nixon fue confirmado como su secretario de Estado, convirtiéndose en el primer jefe de ese departamento del gabinete nacido en el extranjero. Continuó sirviendo como asesor de seguridad nacional hasta tres meses después de la renuncia de Nixon en agosto de 1974, y permaneció como secretario de Estado hasta que Ford dejó el cargo en 1977.

Judío nacido en Alemania en 1923, se llamaba en realidad Heinz Alfred Kissinger. Llegó a Estados Unidos en 1938, huyendo del régimen nazi junto a su familia. Brillante, inteligent, arrogante y con un descomunal sentido del humor, fue un estudioso de las relaciones internacionales. Tras 17 años en la Universidad de Harvard, entró en la Administración con Richard Nixon, que le nombró primero consejero de Seguridad Nacional y después secretario de Estado

Aún hace días, se mantenía en activo, daba discursos en público y viajó no hace mucho a Pekín para tratar de la amenaza nuclear de Corea del Norte. Ha sido su consultora, Kissinger Associates, la que ha informado de que el entierro será un "servicio familiar privado" y ha agregado que "más adelante" habrá una conmemoración en la ciudad de Nueva York, según un comunicado recogido por CNN.

La causa de la muerte no ha sido revelada pero quien fue  una de las figuras estadounidenses más polémicas del siglo XX había llegado al siglo de vida en mayo. Kissinger fue el máximo exponente de la política internacional norteamericana sobre todo en el último tercio del siglo pasado. Combinó la normalización de las relaciones con países comunistas como la Unión Soviética o China al mismo tiempo que combatía los movimientos izquierdistas en Latinoamérica, por no hablar de sus políticas en Camboya y Vietnam.

El ex diplomático republicano sirvió como asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y como secretario de Estado durante la Administración Nixon y, tras su dimisión por el escándalo Watergate, continuó su carrera con el expresidente Gerald Ford.

Durante su mandato, tuvo un papel fundamental en la mejora de relaciones con China, en las negociaciones para acabar con la guerra del Yom Kippur en Oriente Próximo, en la salida de Estados Unidos de la guerra de Vietnam o en la firma de los acuerdos sobre control armamentístico con los soviéticos.

El impacto de las políticas de Kissinger es la razón por la que es considerado como el principal arquitecto del escenario geopolítico tras la Segunda Guerra Mundial con Estados Unidos a la cabeza del mismo, razón por la que hasta ha sido consultado por numerosos presidentes norteamericanos tanto demócratas como republicanos.

Además de ganar el Premio Nobel de la Paz en 1973, Kissinger fue laureado con numerosos premios y reconocimientos como la Estrella de Bronce del Ejército de Estados Unidos, la Medalla Presidencial de la Libertad o la Medalla de la Libertad. El pasado 27 de mayo celebró su centenario.

El embajador de China en Estados Unidos, Xie Feng, ha dado sus condolencias a la familia del ex diplomático: "Me ha conmocionado y entristecido profundamente la noticia del fallecimiento de Kissinger a los 100 años. Mi más sentido pésame a Nancy (Kissinger, su esposa) y a su familia. Es una tremenda pérdida para nuestros dos países y para el mundo", ha publicado el jefe de la legación china en su cuenta de X, antes Twitter.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud