Famosos

Tamara Falcó da plantón a los Onieva en su primera navidad como casada: los planes de la marquesa

Se aproximan días importantes para la marquesa de Griñón. Ella, ferviente católica, no solo celebra el nacimiento de Jesús Nuestro Señor sino también su reconciliación con Iñigo Onieva, a quien perdonó sus múltiples infidelidades la pasada Misa del Gallo. Serán también sus primeras Navidades como una mujer casada, aunque lejos de repartirse entre las dos familias, como es la tradición, Tamara Falcó ha barrido para casa: "Pasaremos los dos días (24 y 31) con mi familia. El año que viene ya tocará con los Onieva".

Desconocemos si se trata de una casualidad o debemos leer entre líneas. Sea como sea, Tamara está feliz: "Brindo por este año que ha estado lleno de luces y sombras, pero termina con una gran luz", dijo este martes en el cóctel organizado por Moet & Chandon. "Es una fecha muy especial, muy, muy especial para Iñigo y para mí. La fe es algo que compartimos, nuestra reconciliación fue yendo a Misa de Gallo y repetiremos este año".

La marquesa, que acaba de estrenar casa en el centro de Madrid, le pide un bebé al 2024: "Rezo todo el tiempo y si tiene que ser, será y si no, la verdad es que estoy felizmente casada, ahora mismo viviendo un momento súper bonito. Lo que Dios quiera". Y añade: "A mi madre le encantaría que formáramos una familia. Pero bueno, en eso en eso estamos en fomentar el matrimonio".

Iñigo no acompañó en esta ocasión a Tamara. El joven empresario estaba atendiendo otros compromisos y es que parece que tras su despido como relaciones públicas del grupo Mabel, se encuentra en plenas negociaciones para retomar su actividad laboral al cien por cien. Hace unos días, fue visto en el centro de la capital gestionando el alquiler de unas oficinas por 78.000 euros, aunque no eran para él: "Actúa como intermediario para una empresa y se lleva una comisión", aseguraron.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud