Famosos

La prueba definitiva de que Amaia Salamanca y Rosauro siguen juntos: paseo de la mano, cariñosos y cómplices

Amaia Salamanca y Rosauro Varo siguen juntos. Una semana después de que saltaran los rumores de una crisis en su relación, su entorno desmintió dichas informaciones. Sin embargo, por si quedaban dudas de que su vínculo sigue en pie, nuevas imágenes confirman que no existe distanciamiento entre ellos. Padres de los pequeños Olivia, Nacho y Mateo, siguen disfrutando de su amor y la familia que han construido desde que comenzaran a salir hace ya 13 años, sin necesidad de pasar por el altar -ellos insisten en que no les hace falta- y marcando sus propios tiempos.

La intérprete, de 37 años, y el empresario, de 44, fueron vistos recientemente dando un paseo y compartiendo risas y arrumacos, tal y como se aprecia en unas instantáneas que ha publicado este miércoles la revista Hola. Normalmente, debido a su ajetreada agenda, no se dejan ver juntos en eventos públicos, lo que no significa que no saquen tiempo para disfrutar de ratos agradables en la intimidad.

Las imágenes son una muestra de ello: cogidos de la mano, cómplices y tranquilos, ambos se dejaron ver paseando por las calles de Madrid. Según recoge la publicación, fueron a cenar a un conocido y céntrico hotel de Madrid en compañía de unos amigos y, después, regresaron a su casa juntos en coche.

Rumores que vienen de lejos

Los rumores acerca de una posible crisis entre ambos circulan desde hace un tiempo, aunque hay quienes lo achacan a que simplemente tienen "una relación moderna". Sea comos sea, ambos insisten, con elegancia y sin hacer demasiado ruido, que nada ha cambiado en su relación.

De hecho, ni un día tardaron en desmentir las informaciones que Lecturas lanzó la semana pasada asegurando que Rosauro pasó un fin de semana en la casa familiar de Sevilla con dos amigas. El director de la revista, Luis Pliego, dijo que el reportaje hablaba "por sí solo, como el de Genoveva y Federico".

De acuerdo con su versión, el pasado sábado 17 de noviembre, a primera hora de la tarde, Rosauro disfrutaba de un crucero por el Guadalquivir acompañado por un hombre y dos mujeres. Sentados alrededor de una mesa, compartieron bebidas, charla y muchas risas.

Hora y media después, desembarcaron y continuaron la fiesta en un bar. Finalmente, los cuatro fueron a la casa familiar de Rosauro y Amaia en el centro de Sevilla, donde pasaron la noche. Por la mañana, las chicas cogieron un taxi para ir a la estación de tren de Santa Justa.

La publicación incidía en que Rosauro disfrutó de "un fin de semana de soltero", que mostraba una conexión especial con una de las chicas y que Amaia y él "hacen vidas separadas". Informaciones que carecen de sentido, porque nuevamente queda demostrado que siguen justos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud