Famosos

Bárbara Rey convirtió a su hijo en un criado: "Me obligaba a llevarle el desayuno a la cama y a darle masajes todas las noches"

Ángel Cristo Jr. ha desvelado este viernes los episodios más traumáticos de su infancia: drogas, malos tratos, gritos... Un infierno que creyó dejar atrás cuando sus padres se divorciaron y tanto su hermana Sofía como él se fueron a vivir con su madre a Boadilla: "Mi madre me dice que yo soy el hombre de la casa y me convierto en su criado. Me robó el tiempo y la infancia".

El hijo de Bárbara Rey habla de una tremenda dependencia por parte de su madre: "Yo pagaba a los empleados, los despedía, sacaba el dinero del banco, firmaba yo los cheques... Me ocupaba de todo. Yo lo hacía para ayudar a mi madre, pero estaba a su disposición 24 horas. Todo lo que me robase tiempo para estar con ella era un problema y el problema era mío porque no era un buen hijo". Y añade: "No me dejó vivir la adolescencia ni tampoco mi edad adulta, tenía una dependencia excesiva y me condicionó toda la vida".

Ángel ha explicado: "Le subía el desayuno a su habitación, le daba masajes en la espalda por las noches... A veces duraban tres horas porque me ponía a prueba. Para mí se convirtieron en una tortura porque lo último que quería era tocarle la piel después de estar todo el día sirviéndole. Yo quería ir al colegio, hacer deberes, jugar con mis amigos... Pero tenía que ser un buen hijo y creía que mis amigos no lo eran porque no hacían nada por sus padres".

El hermano de Sofía Cristo afirma que jamás disfrutó de una relación sana entre madre e hijo y que Bárbara incluso lo puso en peligro: "Operábamos como si fuéramos un matrimonio. Me pedía que yo atendiera a los prestamistas y me daban a mí el dinero para que ella se lo gastara en el casino. Si luego ella no lo devolvía, me lo exigían a mí. Venían a casa a reclamar y ella no daba la cara, me mandaba a mí, y era gente peligrosa".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud