Famosos

Irene Montero deja el trono de Igualdad con una camiseta con mensaje y un latigazo a Sánchez: "Nos ha echado"

El final de Irene Montero en el Gobierno ha llegado este martes con el traspaso de su cartera de Igualdad a su sucesora, Ana Redondo: "Te deseo que nunca te dejen sola y que tengas la valentía para incomodar a los amigos de 40 y 50 años del presidente del Gobierno", ha dicho, en forma de azote a Pedro Sánchez, que revalida su cargo tras conseguir la mayoría absoluta en el debate de investidura. Un acto en el que también hemos visto anécdotas.

Montero también ha tenido un mensaje para Ione Belarra, que no continúa al frente del ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030: "Querida ministra Belarra, hoy Pedro Sánchez nos echa de este Gobierno por haber hecho lo que dijimos que haríamos, poner las instituciones al servicio del avance en derechos feministas y rompe con ello la unidad de un bloque democrático". También ha añadido: "Pocas cosas me honran más que haber tenido la oportunidad de ser vuestra ministra".

En su última intervención como miembro del Gobierno, Montero también ha puesto en valor su trabajo de estos años: "España ya es otra gracias al feminismo. Y no lo digo desde la ingenuidad, la ofensiva reaccionaria está aquí y hay que tomársela muy en serio porque está organizada desde sectores profundos y poderosos del Estado". Montero tomó posesión como ministra de Igualdad el 13 de enero de 2020, cuando se formó el Gobierno de Coalición de PSOE y Unidas Podemos.

No solo sus palabras han generado un gran revuelo en las redes sociales, también ha llamado la atención la camiseta que ha lucido para esta intervención. Una camisa blanca con dos palabras grabadas: "Confía coño". La ha acompañado con un chaleco morado con cuadros. El otro foco político ha estado puesto en el Palacio de La Zarzuela, donde antes los 22 ministros del nuevo Gobierno han prometido o jurado su cargo ante el rey Felipe VI.

Las anécdotas del día: "Ministros... y ministras, por supuesto"

Nadia Calviño y su despiste. Tras jurar su cargo ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela, la vicepresidenta se ha quedado en blanco y no ha tenido claro hacia dónde tenía que ir. Se han podido ver algunas sonrisas cómplices de sus compañeros. Ana Redondo, nueva titular de Igualdad, y su lapsus con "y ministras, por supuesto" en su esfuerzo por naturalizar el lenguaje inclusivo. En este sentido, todos los integrantes del Ejecutivo han incidido en la fórmula de consejo de ministros y de ministras. Mónica García, en la jura, ha mencionado dos veces al Rey, cuando en el texto solo aparece una mención. Y las lágrimas de una emocionada Yolanda Díaz al mirar a su hija, Carmeliña, de once años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud