Famosos

Genoveva Casanova, desbordada: encuentra refugio en San Sebastián tras su escándalo con Federico de Dinamarca

Genoveva Casanova no puede más. Mientras hay quienes opinan que la mexicana agradece la exposición mediática que arrastra desde que le abriera las puertas de su casa a Federico de Dinamarca, estos días busca en san Sebastián, en el Palacio de Arbaizenea y no en Londres, como han dicho algunos contertulios. En Donostia tiene tranquilidad y distancia. Allí permanece alejada de los focos. No obstante, parece que aún queda ventolera para rato: desde Informalia contamos que el príncipe viajó a la capital española para romper su 'amistad'. Intenciones de las que la empresaria tendría constancia, y que le incitaron a sacar a la luz su encuentro.

Por este motivo, harta de que se cuestione "la amistad" que mantiene con el príncipe, Genoveva (47) ha decidido que lo mejor será permanecer un tiempo lejos de Madrid. No en Londres, como avanzó este lunes el paparazzi Diego Arrabal en Antena 3, sino en Guipúzcoa, para recuperarse, ya que se encuentra "anímicamente muy tocada". Aunque al principio se pensaba que la exmujer de Cayetano Martínez de Irujo (60) se había marchado a México, la realidad es que lleva "unos días" en San Sebastián, y no en Londres, donde residen sus mellizos Luis (22) y Amina (22), quienes, pese a encontrarse en distintas ciudades, están atentos a las necesidades de su progenitora.

La empresaria abandonó el país el pasado fin de semana, y desde entonces encuentra cobijo en sus vástagos. Las incógnitas que giran en torno a su relación con Federico de Dinamarca (55) la han superado, así que, "aconsejada", decidió dejar España y limitar sus conversaciones a su círculo personal.

Otra pieza clave en el proceso de recuperación es Denisse, la hermana de Genoveva, con la que mantiene una relación excelente. Sus consejos han sido muy importantes para ella en estos días tan complicados. Asimismo, la empresaria también se lleva muy bien con sus padres, por lo que no se descarta que viaje a México pronto para estar junto a ellos. Y es que, pese a que no se haya pronunciado apenas sobre sus progenitores, Mariana González-Reimann y Larry Casanova, estos son muy importantes para ella.

Por ahora, no tiene ganas de hablar, lo que no impide que el goteo de informaciones sobre su 'amistad' siga generando titulares. Hay mucho interés por escarbar en la entretenida jornada que la empresaria y el príncipe pasaron juntos en Madrid mientras Mary Donaldson participaba en EE UU en un encuentro con Naciones Unidas.

El príncipe vino a Madrid, paseó por El Retiro con Genoveva, se cambió en su casa para ir a cenar juntos en un reservado, regresaron de la velada pasada la una de la madrugada, entraron en la residencia de la empresaria y, a la mañana siguiente, Federico de Dinamarca abandonó la casa para coger un avión y regresar a su país con Christian, Isabella, Josephine y Vincent, sus cuatro hijos, y su mujer.

Dos días después de que Lecturas publicara las fotografías de su encuentro en Madrid, trascendió que Genoveva Casanova y Federico de Dinamarca llevan meses viéndose y que la cita de la capital no fue la primera ni la única. Quizás, sí la última.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud