Famosos

La relación secreta entre Conde-Pumpido y la prostituta que le acusa de agresión: comían juntos a menudo y ella "no le cobraba porque él le gustaba"

Nuevos datos sobre el escándalo que ha copado los titulares este fin de semana, la denuncia contra Conde-Pumpido Jr. por una supuesta agresión sexual en manada. El ex de Lara Dibildos ha pasado dos noches en el calabozo, se declara inocente y su defensa ya prepara una querella por denuncia falsa contra esta mujer brasileña que su cliente conocía desde hacía varias semanas.

El abogado y la prostituta brasileña se conocían desde hacía semanas. Así lo afirman trabajadores y vecinos del despacho de Conde Pumpido: "Los han visto comer juntos en esta zona en varias ocasiones", han dicho en YAS. Su letrado, Ricardo Álvarez Ossorio, ha confirmado la información pero ha puntualizado que se conocieron "hace apenas unas días".

Ella misma lo reconoce en su declaración policial, así como que solo cobró por sus servicios sexuales "al principio, luego ya no porque me apetecía estar con él". El abogado de Conde-Pumpido ha añadido: "Creo que ella aspiraba a tener una relación más seria con mi cliente". El letrado deja entrever que la denuncia por un supuesto abuso sexual podría ser la respuesta de esta mujer ante la negativa del ex de Lara Dibildos a seguir viéndola.

Por último, ha denunciado el trato que ha recibido Conde Pumpido estos días por parte de algunos medios y ha señalado una 'mano negra': "Hay un interés desmedido y agresivo por el caso por parte de ciertos medios y creo que responde a una clara antipatía hacia mi cliente y su padre. Están celebrando una jauría de interés para manchar el nombre de mi cliente".

La versión de Conde-Pumpido

Según Álvarez Ossorio, esta mujer "abordó a Cándido Conde-Pumpido en un bar de copas unos días antes de producirse los supuestos hechos. A partir de ahí, ella inicia una relación cuya intensidad no es proporcional a la novedad de la relación, muy obsesivo e insistente".

Fueron varios días los que estuvo en el domicilio del abogado: "No quiere irse de allí y permanece con él, rondándolo como un moscardón. No le deja descansar. Ella está en su mundo, bebiendo vino, caminando por la casa, alrededor de la cama, hablando sin parar... En un delirio, un subidón o lo que quieras. Él le pide que se marche y ella entró en brote, como en una película de terror. Empezó a pegar estallidos, a aporrear la puerta de la casa de Cándido. Gritaba 'Déjame entrar o te voy a arruinar la vida".

De ahí se fue a comisaría para denunciar una agresión sexual en manada. Conde-Pumpido ha pasado el fin de semana en los calabozos pero este lunes ha sido puesto en libertad sin fianza pues la magistrada que lleva el caso "no le da demasiado crédito a la declaración de la supuesta víctima". Tampoco han tenido demasiada relevancia el parte de lesiones presentado: "En las imágenes se ve todo perfectamente, no hay agresión de ninguna manera", ha alegado Álvarez Ossorio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud