Famosos

Una extrabajadora de Fernández Tapias habla de su relación con Nuria González: "Era un animal y la trataba fatal"

Se cumplen nueve días de la muerte del empresario naviero y continúan viendo la luz datos sorprendentes sobre la relación que mantenía con su mujer, Nuria González. Llevaban casados más de 20 años y tenían dos hijos, pero su matrimonio estaba muy lejos de ser idílico. Este viernes, una ex trabajadora de Fernando Fernández Tapias ha desvelado: "La relación entre ellos era fatal, fría, inexistente".

Esta mujer formaba parte de la tripulación de Nufer, el barco personal del empresario: "Éramos once, contando con el guardaespaldas y la niñera de Iván, el hijo mayor, que entonces tenía un año. Fue el peor trabajo de mi vida", ha relatado en Antena 3. "Las faltas de respeto hacia Nuria eran brutales, la trataba como la mierda y ella una sumisión... Le decía 'Tú eres tonta', 'Cállate, idiota'...". Y añade: "El trato era muy malo, él era muy déspota, un animal, nunca estaba contento".

La que fuera empleada de Fefé asegura que este reunía a sus amigos a menudo y que su comportamiento dejaba bastante que desear: "Te despertaban y tenías que ir porque querían un café, o encender la tele, o subir el volumen... Ellos actuaban como si no tuvieran ni pies ni manos".

Fernández Tapias pidió el divorcio

Este testimonio se une a los que han visto la luz a lo largo de la semana y corrobora que la relación entre el empresario y su ahora viuda era muy complicada. Algunos periodistas, como Jiménez Losantos o María Eugenia Yagüe, han escrito sobre los "improperios" de Fernández Tapias a Nuria: "Le decía 'Eres una paleta, te voy a meter en el autobús y mandarte a Palencia". Ya contamos que, según el entorno de las amigas de Nuria González, no hacían vida conyugal desde hacía una década y que él redactó los papeles del divorcio hasta en dos ocasiones. La primera, en 2012. Finalmente, el miedo a la soledad y a separarse de sus hijos menores lo frenaron.

Guerra familiar

La muerte de Fernández Tapias a los 84 años por un infarto ha dejado al descubierto una guerra familiar que se creía superada y que comenzó en 2019, cuando sus cinco hijos mayores (fruto de sus dos primeros matrimonios) interpusieron una demanda para incapacitar legalmente a su padre. La ganaron parcialmente: el juez determinó que las decisiones jurídico-administrativas recayeran en Florentino Pérez y las médicas en Nuria González.

Fefé cortó toda relación con ellos y con sus nietos, algo que ellos ponen en duda: "No fue él quien los apartó, fueron otras personas", ha dicho su abogado, Santiago Ortiz. En el tanatorio no fueron bien recibidos y, de hecho, les impidieron la entrada en la sala de incineración. Ellos avisan: "Ahora se sabrá toda la verdad".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud