Famosos

Madonna, la reina del pop, deslumbra en Barcelona: todos los detalles del concierto

Vuelve el espectáculo. Han pasado ocho años desde que Madonna deslumbró con su indiscutible show en la Ciudad Condal. Este miércoles, la nostalgia se apoderó de los adeptos que siguen cada paso de la reina del pop y reunió a 18.000 seguidores en el clásico Palau Sant Jordi. Que anhelaban a Madonna es irreprochable. Por ello, vitorearon al unísono cada canción del Celebration tour (una gira que rinde homenaje a sus cuatro décadas encima de los escenarios).

Lo bueno se hace esperar. Por ende, sus entusiastas fans aguantaron estoicamente la hora y media de retraso. Cuando Madonna puso un pie en el escenario, arrancó el espectáculo con Nothing really matters (Todo ha cambiado, nunca seré la misma), un sincero guiño a sus seguidores.

Así comenzó el viaje por cada uno de sus éxitos junto con una coreografía que acompañaba a su icónica voz. Durante dos horas y media de concierto, los espectadores viajaron hasta el Nueva York de su juventud. "Os quiero. ¡Salud!", saludó con un botellín de cerveza en la mano. "Bienvenidos a este show, la historia de mi vida. Hay que aprender a mirar nuestro pasado y a perdonar la persona que fuimos", manifestó mientras tenía en la recámara Holida -del álbum Madonna publicado en 1983- así como Live to tell, de True Blue (1986) y Like a prayer -incluida en su cuarto álbum de estudio con el mismo nombre- que salió a la luz en 1989.

Para su cita con Barcelona, la ganadora de siete premios Grammy, entre ellos el de Mejor Álbum de Pop en 1999 por Ray of Light, lució un vestido rosa junto con botas altas de color negro. Asimismo, regaló al público una actuación con su hija Mercy James, con quien ha interpretado al piano Bad Girl.

Su eterna lucha por el colectivo LGTBI

La artista se dirigió al público para recordar su lucha por los derechos LGTBI. "La idea de que hay vidas que importan más que otras es lo que falla en el mundo", manifestó en pleno concierto. Posteriormente, deleitó a sus seguidores con una versión de Survive de Gloria Gaynor, que reivindica la inclusividad y la hospitalidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud