Famosos

Gabriela Guillén pone a parir a Bertín, padre de su futuro hijo: detalles escabrosos de su exclusiva

Gabriela Guillén va dar a luz a finales de diciembre y hasta ahora había decidido estar callada, al menos públicamente. Pero la madre del futuro hijo de Bertín Osborne ha cambiado de opinión y en unos días verá la luz su primera entrevista exclusiva. Por supuesto, debidamente remunerada. Será en Lecturas y, según nos cuentan, le paga una cantidad "no inferior a los 12.000 euros".

Gabriela ha pasado de hacer caja preparando reportajes fotográficos con su paparazzo de cabecera para vendérselo posteriormente a las revistas a hacer directamente la entrevista. Y todo después de que la hayan tildado de montajista: primero, por acudir con un fotógrafo a casa de Bertín cuando el presentador no se encontraba allí y hacer ver que estuvo con él en su casa y, posteriormente, por ir a la aldea de El Rocío (Huelva) a poner velas a la virgen y darse un baño luciendo embarazo junto al mismo fotógrafo.

De hecho, estos dos reportajes han sido la causa por la que Bertín le ha cortado el grifo. Hasta entonces el cantante le ingresaba en su cuenta una cantidad mensual para ayudarla económicamente por los gastos que le está ocasionando el embarazo y porque se encuentra de baja laboral. Pero cuando Bertín ha visto que ella se estaba moviendo por detrás y haciendo reportajes de la mano de un conocido paparazzi, ha dicho 'hasta aquí' y ha dejado de hacerle esos ingresos.

Bertín está muy cabreado con ella. Se enteró de que hablaba con algunos periodistas y quiso cortar todo tipo de comunicación para evitar que filtrara más cosas. Empezó a ver en ella otra Chabeli Navarro. Su entrevista en Lecturas servirá para contar con pelos y señales cómo ha sido su relación con Bertín. Hablará también de lo mal que lo está pasando por culpa de la prensa (a pesar de que ella está participando de este negocio), de que está de baja por tener un embarazo de riesgo (aunque para hacer los montajes se marcha a la playa para lucir barriguita) y no tiene pudor en sentarse con Sonsoles Ónega para hacer ver que ella sigue "enamorada" del presentador y que le aprecia mucho. No nos consta que haya cobrado por eso pero no es descartable. Después de saber que Bertín ya no le pasará ni un duro, al menos hasta que nazca el bebé y se haga las pruebas de paternidad, sus intenciones y sus declaraciones son bien diferentes porque por mucho que se haya empeñado Gabriela en hacer ver que Bertín y ella seguían manteniendo algo de relación, lo cierto es que no se ven ni hablan directamente desde el cumpleaños de El Turronero, celebrado el pasado 1 de julio, cuando ya habían roto. Es decir, casi cuatro meses.

Según ha sabido Informalia, Gabriela se ha ofrecido a varias revistas pero ninguna de ellas ha querido publicar su versión. El próximo miércoles, si nada cambia, la veremos en las páginas de Lecturas, en su casa, donde se han hecho las fotos y hablando de su relación. A Bertín ya le da igual, aunque no le agrada estar en boca de todos. Y sobre todo lo siente por sus hijos, que no lo están pasando nada bien con esto. Él responderá con sus abogados, que son los que se están ocupando de este asunto y de la demanda a Chabeli Navarro, que también dijo que había estado embarazada de él.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud