Famosos

La suegra de Tamara Falcó asegura que su familia estuvo "amenazada por ETA": "Salimos huyendo de madrugada"

Muy discreta con su vida privada y pasando de puntillas por todas las polémicas que han rondado a su hijo desde que se hiciera famoso gracias a Tamara Falcó, la madre de Íñigo Onieva ha concedido su primera entrevista con algún que otro titular sorprendente. 

Carolina Molas pertenece a una familia vasca originaria de Amorebieta, especialmente reconocida en el mundo industrial gracias a su dedicación a este sector. De hecho, Molas trabaja desde 2001 en una empresa que fue fundada por su padre, Cemevisa, que se encarga de la distribución de electrodomésticos a más de 5.500 clientes entre tiendas pequeñas y de diseño personalizado. A raíz de la muerte de su progenitor, Carlos Molas, en 2014, Carolina pasó a ser CEO de esta empresa. 

La suegra de Tamara Falcó ha concedido en Forbes su primera entrevista desde que es algo conocida. En ella no habla de su querido Íñigo. Tampoco de su hija, la actriz Alejandra Onieva. De su papel de madre se limita a decir, tal y como el programa de Sonsoles Ónega ha mostrado en primicia: "Fui madre muy joven. A los 25". Sin embargo, sí da más detalles relacionados con su pasado familiar: "Mi padre estaba amenazado por ETA. Salimos huyendo de madrugada". En este sentido, añade: "Mi familia se exilió por ETA. Tuvimos que mudarnos a Madrid". 

Carolina, como decíamos, es muy hermética con su vida privada. Uno de sus peores momentos mediáticos lo vivió a raíz del famoso vídeo de su hijo besando a otra mujer en un festival de Nevada. Mientras su hijo permanecía 'escondido', ella salía y entraba de casa afrontando las preguntas de los compañeros reporteros. El pasado 8 de julio fue una de las más elegantes en la boda del diseñador de coches y la marquesa de Griñón. La relación con su consuegra, Isabel Preysler, también ha sido en los últimos años motivo de rumorología en los medios de comunicación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud