Famosos

Entregado a Fiscalía el informe policial del caso Daniel Sancho: ni rastro de la presunta puñalada que asestó a Edwin

La policía tailandesa ha extendido este viernes el informe policial sobre el caso Daniel Sancho a la fiscalía. Contaban todavía con un mes hasta la fecha límite (27 de octubre) para encontrar nuevas pruebas y pulir detalles pero han cerrado el trabajo y los expertos españoles se han sorprendido con el resultado: demasiadas preguntas sin resolver.

Por ejemplo, la famosa puñalada que Daniel Sancho asestó presuntamente a Edwin Arrieta en el pecho. Big Joke y el resto del equipo mostraron en rueda de prensa la camiseta de la víctima con la marca, y a pesar de que la prenda no tenía sangre, no encontraron el torso para practicar autopsia y tampoco encontraron el arma, aseguraron convencidos que había sucedido. Sin embargo, nada de esto aparece en el informe.

Por otro lado, asegura la policía que la motivación de Daniel para llevar a cabo el crimen fueron las supuestas amenazas por parte de Edwin Arrieta y la presunta extorsión con material sexual. El móvil de la víctima no se encontró y el de Daniel había sido borrado. Los responsables aseguraron que expertos informáticos trabajaban para recuperar la información, pero no hay ni rastro de ella: en el informe no se aportan pruebas ni escritas ni audiovisuales. Unas pruebas que son clave para Sancho, pues solo demostrando el acoso y la extorsión a la que estaba sometido podría conmutar la pena de muerte por una cadena perpetua.

Habla un juez de la Corte

Mientras la defensa española de Daniel Sancho elabora una estrategia y busca abogado tailandés que lo represente, uno de los jueces encargados del caso ha hablado con Y ahora Sonsoles. Confirma, como ya hemos adelantado, que el juicio arrancará a finales de año o principios del siguiente y que si el chef puede demostrar haber sido víctima de una situación de acoso, su pena podría rebajarse al mínimo de 15 años de cárcel.

Afirma, además, que tanto la familia del acusado como de la víctima podrán asistir al juicio. También la prensa, aunque está prohibido grabar dentro de la sala.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud