Famosos

Telecinco hace encaje de bolillos para que Jessica Bueno evite nombrar a Kiko Rivera, vetado en Mediaset

El hijo de Isabel Pantoja este fin de semana ha reaparecido con Irene Rosales en el concierto de María del Monte en Castilleja de la Cuesta, donde reside el DJ.

El hijo de Isabel Pantoja vivió hace más de una década un romance con Jessica Bueno. Fruto de aquella relación nació su primogénito, que pronto cumplirá 11 años. La modelo marbellí es desde el pasado jueves una de las inquilinas de la casa de Gran Hermano Vip, o sea, una de las protagonistas de la programación de Telecinco.

Curiosamente, Mediaset ha escogido entre los concursantes que participan esta edición en el reality a una persona en cuya vida juega un papel Kiko Rivera, vetado en la cadena desde hace meses. Inevitablemente, el hijo de Paquirri forma parte del pasado de Jessica pero sobre todo comparten un hijo en común. 

Por eso, la entrada de su ex Jessica Bueno en 'Gran Hermano Vip 8 supone para los programas en donde se aborda el día a día de la casa de Guadalix un problema: no pueden nombrar a Kiko. Puede que la malagueña haya recibido instrucciones de evitarlo, igual que los comentaristas encargados de triturar la realidad paralela que transcurre en la casa. Pero todos los expertos coinciden en que en Gran Hermano "acaba saliendo todo".

Por otra parte, Kiko, desde fuera, es libre de hablar o callar lo que le parezca oportuno. Este fin de semana n quiso hablar de la decisión de Isa Pantoja de pedirle a Jorge Javier Vázquez que sea el padrino de su boda con Asraf. Porque a hermana del vetado también colabora en Telecinco. Kiko Rivera por tanto en el ojo del huracán de la información rosa después de varios meses alejado del foco mediático, lo cual hace más complicado ignorarle. 

ññññññññññññññññññ

Centrado en su profesión de Dj y completamente recuperado del cateterismo al que se sometió en julio por problemas de corazón, el hijo de Isabel Pantoja ha reaparecido públicamente este fin de semana en el concierto de María del Monte en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta, donde reside con Irene Rosales y sus dos hijas.

Visiblemente más delgado y acompañado por su mujer y por un grupo de amigos, Kiko ha hecho frente a los últimos movimientos de dos de las mujeres más importantes de su vida. En primer lugar, su hermana Isa, que ultima los detalles de su boda, en la que Jorge Javier ejercerá de padrino a pesar de que siempre aseguró que el día que se casase sería el Dj quien la acompañaría al altar.

¿Qué le parece que Isa le haya 'sustituido' por el presentador de 'Cuentos chinos' por la nula relación que tienen, por la que ni siquiera ha sido invitado al enlace? Indiferente, el hijo de Paquirri guarda silencio y no confiesa si le da pena perderse el día más especial en la vida de su hermana.

Misma actitud ha tenido cuando le hemos preguntado por la sorprendente entrada de su ex, Jessica Bueno, embarcada en su segundo reality tras 'Supervivientes' en 2010, cuando comenzaron su historia de amor.

Kiko deja en el aire qué le parece la decisión de su ex y tampoco aclara si el niño se quedará con él y con Irene mientras su madre esté en la casa de Guadalix. Una reacción discreta con la que huye de polémicas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud