Famosos

Bigote Arrocet llora a su "Teresita" y explota tras el bombardeo contra él: "Dejad que los perros ladren"

Tras la muerte de María Teresa Campos este martes 5 de septiembre a los 82 años, el foco inevitablemente también se dirigió hacia Bigote Arrocet, el hombre con quien la legendaria comunicadora mantuvo su última relación sentimental. El humorista chileno ya aseguró que no sabía que la madre de Terelu y Carmen Borrego se encontraba tan mal.

El cómico ha recibido una oleada de críticas en los últimos años por lo mal que terminó su relación. También por todas las polémicas que se generaron después con las hijas de ambas partes de por medio. "La que me tenía que haber pedido perdón es ella a mí, no yo a ella", recalcó Bigote este martes en una conexión telefónica con Espejo Público. El arquitecto de los famosos, Joaquín Torres, le ha afeado sus palabras este miércoles. 

La polémica no se ha quedado ahí, ya que Bigote se ha vuelto a pronunciar sobre María Teresa tan solo unas horas después de su intervención: "Viví seis años muy feliz al lado de Teresita -que es su verdadero nombre, para información de muchos-, de la que no me separé nunca. Sólo cuando tenía que ver mis negocios en América. Ahora resulta que aparecen jueces que hablan como si hubiesen vivido a nuestro lado día a día. Increíble. Por lo visto, seres omniscientes y omnipresentes", ha asegurado en El Español

Para él, todas las críticas que ha recibido en los últimos años han sido muy dañinas: "Son intríngulis muy raros que terminaron con bombardear nuestra relación. Teresita, inteligente, simpática y muy graciosa, revolucionaria a todo nivel, trabajadora incansable, bonita y, repito, muy inteligente. Mis hijos y familia la quieren mucho. Y estará siempre en mí. Y ahora, dejad que los perros ladren". 

Edmundo y María Teresa salieron durante seis años. Histórica es la portada de la comunicadora en Hola asegurando que el chileno la dejó vía Whatsapp. A raíz de esto, comenzó una guerra sin precedentes. Arrocet estuvo durante un tiempo alejado del foco mediático, aunque sus reapariciones siempre han sido una constante. Tras la muerte de María Teresa no iba a ser menos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud