Famosos

La mirada esquiva de Rocío Carrasco a su llegada al velatorio de María Teresa Campos

Adiós a María Teresa Campos. Tras cinco décadas delante de las cámaras, la precursora de las entrevistas ha dejado un legado en el mundo de la comunicación. Celebrities y profesionales del sector se han acercado hasta el velatorio de Tres Cantos, en Madrid, para despedirse de ella. Una de las más esperadas era Rocío Carrasco, que ha aparecido junto a Fidel Albiac. Rocío ha llegado con unas gafas de sol, con la mirada esquiva y evitando micrófonos. Iba andando detrás de su marido, que le abría el camino hasta entrar en el velatorio. Su look, de negro, en señal de duelo, y con un moño pulido.

Rocío ha llegado minutos antes que el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. La hija de la Rocío Jurado llevaba las manos en bolsillos, su bolso colgado en bandolera, y caminaba mirando al suelo.

Ha sido su marido el encargado de abrirse paso entre las cámaras de televisión y los reporteros. Rocío, amiga íntima de la familia, no se ha separado de las hermanas Campos en estos duros momentos de duelo. También la vimos acercarse a la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, donde la querida periodista ha permanecido ingresada desde el pasado domingo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud