Famosos

Luis Rubiales, "muy preocupado" por su madre tras su primer día en huelga de hambre

Motril (Granada) se ha convertido en un punto de alta tensión informativa. En la Iglesia de la Divina Pastora, la madre de Luis Rubiales, Ángeles Béjar, hace huelga de hambre desde el lunes 28 de agosto por lo que considera "una cacería, inhumana y sangrienta" contra su hijo por besar en la boca a Jenni Hermoso.

No solo la madre del dirigente del fútbol español, también hacen piña con él las primas y una amiga, María Mora, quien reveló cómo se encuentra Rubiales después de que Ángeles Béjar se blindara en la iglesia y se negase a comer y beber. "Lo está pasando muy mal, está muy preocupado porque no puede hacer nada por ella. Todas las personas que lo rodeamos sabemos lo cariñoso y bueno que es. Tiene a sus hijas. Nunca haría eso... Es una persona encantadora", insistía la amiga en una entrevista a Así es la vida.

El beso, "me pareció un acto bonito", insiste una amiga

María Mora añadió: "El gesto del palco (cuando Rubiales se tocó los genitales) no lo vi en el momento, lo vi después. Fue un gesto animando a su compañero y de efusividad". También lanzó su opinión sobre el beso a Jenni Hermoso: "Me pareció un acto bonito, estaban celebrando que habían sido campeonas. Fue un momento de emoción y le pidió permiso a ella. Él estaba súper contento porque ha luchado mucho para que esto se pudiera conseguir. El beso era algo secundario. Solo sé que fue un acto que ella le dijo". Además, mostró su preocupación por la madre de Rubiales: "Lo está pasando mal, ella se quedará aquí (en la iglesia) hasta que Jenni diga la verdad, que su hijo le pidió permiso antes de darle ese beso".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud