Famosos

Pedro Sánchez y su mujer se imaginan la investidura desde una tumbona en La Mareta: así es su lujoso refugio vacacional

Tras unas semanas de campaña intensas y la frenética noche de las elecciones generales celebradas el pasado domingo 23 de julio, el presidente en funciones Pedro Sánchez ha puesto rumbo a Lanzarote para desconectar unos días.

Desde una tumbona en La Mareta, el espectacular palacio donde pasa sus vacaciones desde 2018, tras la moción de censura a Mariano Rajoy, el líder del PSOE reflexionará sobre su posible investidura, que está en manos de Junts, el partido de Carles Puigdemont

Su mujer, Begoña Gómez, y sus dos hijas, Ainhoa, de 18 años, y Carlota, de 16, le acompañan en la isla estos días de descanso, que se extenderán hasta mediados de agosto, cuando Sánchez tenga que retomar sus compromisos laborales en Madrid. 

Así es La Mareta, el refugio vacacional de Sánchez y su familia en Lanzarote

La Mareta es una residencia que el Rey Hussein de Jordania le regaló a don Juan Carlos, quien se la cedió al Estado. El edificio reproduce la arquitectura tradicional de las islas Canarias, de estilo colonial, con paredes blancas y numerosos balcones.

El lujoso complejo tiene acceso directo al mar. En sus 30.000 metros cuadrados hay 10 bungalows, de una y dos plantas de altura. El principal tiene dos dormitorios, dos baños, piscina privada y distintas terrazas. Además, la propiedad tiene jardines de arena volcánica y vegetación típica canaria, helipuerto y canchas deportivas. 

Un maravillo enclave que antes que Pedro Sánchez utilizaron como refugio veraniego otros presidentes del Gobierno como José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar, y mandatarios internacionales como el excanciller alemán Helmut Kohl o el expresidente soviético Mijaíl Gorbachov. Se estima que su mantenimiento cuesta 10.000 euros al mes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud