Famosos

Isabel Pantoja, hundida: la bronca con Kiko Rivera en el hospital que acabó en un mar de lágrimas y una "relación rota"

¿Podría haber durado la reconciliación entre la tonadillera y su hijo menos que un caramelo en la puerta de un colegio? Podría. Así lo aseguran al menos fuentes cercanas a la familia, que aseguran que lo que empezó con buen pie el sábado en el hospital de Sevilla, con Isabel Pantoja visitando a Kiko Rivera tras año y medio sin verse, terminó el lunes con una buena bronca y ella llorando de vuelta a Cantora.

¿El motivo? Las declaraciones de Isa Pi en El programa de AR, donde afirmó que su madre la había llamado para informarle del estado médico de su hermano. Kiko se puso furioso al descubrirlo, pues rompió su relación con Isa Pi hace más de dos años y prohibió a todo su entorno que hablaran con ella nada que tuviera que ver con él, con su mujer Irene ni con sus hijos, Fran, Ana y Carlota. El DJ no quiere que su hermana utilice dicha información para sentarse en un plató de televisión y sacar rendimiento económico a los temas familiares, tal y como sucedió: "Kiko y yo no tenemos relación, pero mi madre me informa de todo", dijo Isa Pi el lunes.

Isabel Pantoja habría quebrantado el deseo de su hijo Kiko y él, al enterarse, le montó una buena bronca. Ella intentó defenderse desmintiendo a su hija: "Dijo que no hablaba con ella desde antes de irse a la gira y que el último mensaje que recibe de WhatsApp es en mayo. Que se enteró de lo de Kiko por una tercera persona, no por ella". Sin embargo, el DJ no creyó la versión de su madre y le pidió que abandonara el hospital: "El viaje de Sevilla a Cantora fue muy duro para Isabel, porque se da cuenta de que la relación con su hijo está completamente rota, pero rota", ha dicho Antonio Rossi. "La relación acabó muy mal ese día".

El mensaje de Kiko en las redes

El protagonista del triángulo no se ha manifestado sobre este supuesto enfado pero el mismo lunes escribió un mensaje en redes sociales que ahora cobra un nuevo sentido: "Los que se creen portavoces de mi familia, ya sabéis a quien me refiero, mejor que se preocupen de su vida. Que por aquí anda todo bien y no me hace falta que nadie informe de nada y mucho menos cuando no saben nada".

Y añadió: "No me voy a callar. A todas esas personas que han empezado a escribirme como si nada hubiese pasado y que han estado más de tres años sin preguntar por mí y por mis hijos... A todos ellos, porque sé que leen esto, no tenéis ningún tipo de cabida en mi vida así que no os molestéis ni siquiera en mandar un Whatsapp".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud