Famosos

Isabel Pantoja ignora a un agente judicial y la Guardia Civil se persona en Cantora

La tonadillera sigue blindada en su finca gaditana, donde vive con la única compañía de su hermano Agustín. Hasta allí se personó hace dos semanas un agente judicial para entregarle una citación pero Isabel Pantoja no le abrió la puerta. Tras varios intentos fallidos, la propia Guardia Civil visitó Cantora y obligó a la cantante a dar la cara.

Pantoja tendrá que acudir dentro de pocas semanas al juzgado tras ser demandada por Loli la quiosquera, que le prestó 80.000 euros para pagar la fianza de prisión y después de haberle ofrecido tres actos de conciliación a Pantoja para recuperar su dinero (que ella rechazó), decidió demandarla. Según El programa de Ana Rosa, un agente judicial se presentó en Cantora para notificarle la citación pero nadie le abrió. Finalmente, fue la Guardia Civil quien llevó a cabo la entrega. Ahora, Pantoja tiene 20 días para responder a la citación y en caso de no presentarse en sede judicial, será declarada en rebeldía.

Su hija, Isa Pi, le ha echado un cable este lunes cuando le han preguntado por la negativa de su madre a devolver el préstamo a la octogenaria Loli, otrora su amiga: "Es una cosa que ella tiene que hablar. Es verdad que Loli ha puesto esto en vía judicial y en el juicio dará las explicaciones que considere. Tenemos una versión, pero no tenemos la parte de mi madre, así que hay que esperar".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud