Famosos

Matamoros responde al vídeo más ridículo de Makoke y Marta López desmiente haber perdido los estribos en su boda

Este sábado, Makoke envió un vídeo a su programa para hablar de la boda de Kiko Matamoros y Marta López Álamo, que se casaron este viernes 2 de junio en Madrid: "Pedazo de actor, un Oscar te tenían que dar". Sobre la modelo de 26 años, dijo: "Quería dirigirme a la flamante esposa: espero que no os pase lo mismo". El vídeo fue muy comentado en las redes sociales. Llegaron a tildarla de "despechada y reventada".

Makoke también tiró de ironía: "Estoy triste y compungida. Me he perdido la boda del año. Ha sido desolador". Y le dijo a Marta: "Espero que en su lista de bodas haya pedido tapones para los oídos. Espero que haya llenado ya su congelador de mucho pollo y mucha verdura para hacer las papillas que yo hace cinco años dejé de hacer con mucho gusto".

Terminó su mensaje con un dardo directo a Kiko, que se queda sin trabajo tras el fin de Sálvame el 23 de junio: "Espero que su luna de miel haya empezado con buen pie, no como la mía, aunque vais a tener mucho tiempo libre ahora para disfrutar". Se casaron en 2016, pero se separaron en 2018, tras veinte años juntos, iniciando una guerra mediática y judicial por la casa embargada de La Finca, en Pozuelo de Alarcón.

El colaborador de Sálvame, en plena resaca post boda y tras reunirse con unos amigos de Marta en la noche de este sábado, respondió a las preguntas de la prensa al respecto. Se mostró muy contundente: "¿Qué disfrute del matrimonio? Yo del matrimonio y de mi pareja llevo disfrutando como un loco hace 4 años y medio casi y no voy a dejar de disfrutar y no voy a dejar de trabajar". Y sentenció: "Lo que es pecado mortal es juzgar las creencias y los credos de cada uno ¿vale?". Marta también se pronunció: "Mira, no he contestado nunca, ni he hablado nunca, ni lo voy a hacer ahora, como comprenderás, y menos después de mi boda".

Las "mentiras" sobre la boda

En Fiesta, Amor Romeira ha contado una serie de informaciones sobre la boda. Ha asegurado que la modelo montó varios pollos (uno a un fotógrafo y otro a Kiko) tras descubrir que se habían filtrado fotos de sus vestidos en las redes sociales. También que el Hotel Ritz, donde tuvo lugar la celebración, tuvo que tomar medidas contra algunos invitados que no se estaban comportados muy bien. Además, ha asegurado que algunos de ellos se llevaron a casa los centros de mesa (además de los perfumes de una conocida marca que estaban en el baño).

La influencer ha negado cada una de estas informaciones a través de un mensaje a Aurelio Manzano. Dice que no le echó la bronca al fotógrafo que filtró una de las fotos, que tampoco se cabreó por la foto que subió Tom Brusse y que tampoco tiene ni idea de lo que pasó con los centros de mesa: "Yo no estuve pendiente. No creo que pasara nada de esto que dicen que pasó. Aun así, las flores eran para los invitados que se las podían llevar si querían". También ha negado que el Ritz tuviera algún problema con sus invitados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud