Famosos

La ausencia de Rachel Valdés en el peor momento de Alejandro Sanz hace saltar las alarmas: ¿problemas en el 'Paradise'?

Siete días han pasado desde que el intérprete de Corazón Partío anunciase que no atraviesa su mejor momento: "Estoy triste y cansado", dijo Alejandro Sanz en un mensaje a través de Twitter. Desde entonces, amigos y seguidores le han brindado todo su apoyo públicamente pero entre todos ellos hay una ausencia que inquieta: la de Rachel Valdés.

La artista cubana, fiel compañera de Alejandro desde hace ya cuatro años, no se ha manifestado públicamente en apoyo del cantante. Algo que sorprende, pues los guiños cariñosos entre ellos solían ser constantes. De momento, ni un mensaje, ni una foto, ni un emoji, ni un like si quiera. Sin embargo, sí ha publicado estos días contenido relacionado con su trabajo.

Además, según ABC, Rachel no acompañó a Alejandro durante su gira por Sudamérica, a pesar de que sí lo ha hecho en anteriores ocasiones. Esta vez, sin embargo, prefirió quedarse en Madrid, en el casoplón de Somosaguas que Sanz adquirió tras vender su mansión en La Finca. El detalle no ha pasado desapercibido y el rumor ya está en el aire: ¿hay crisis en la pareja? ¿Podría ser esta la causante de ese bajón anímico en el cantante?

No es la primera vez que el artista sufre una depresión. En 2007 se vio obligado a suspender su gira americana. Una vez recuperado, desveló: "Lo que he tenido es una depresión secundaria por estrés. Es complicado porque no te das cuenta que la tienes hasta que realmente se muestran lo síntomas de manera clara. Me dijeron que tenía que parar y decidimos parar la gira americana". Dos años antes, había vivido uno de sus peores momentos personales, con su divorcio de Jaydy Michel y el reconocimiento de su 'hijo secreto' tras el chantaje de unos empleados.

Lea también - La estratosférica deuda que ha destrozado a Alejandro Sanz: 15 millones de euros por una traición

Sanz arrastra, además, problemas financieros desde hace varios años, cuando descubrió irregularidades en las cuentas bancarias que manejaba un administrador de confianza, hermano de su ex representante. Asumió entonces una deuda de 15 millones de euros que, debido a la falta de liquidez, le obligó a vender su casa en Miami y en Madrid y que todavía no ha saldado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud