Famosos

Lequio abre la puerta a conocer a su nieta, Ana Sandra, en un futuro: "De momento que dejen al yayo tranquilito"

Alessandro Lequio está cansado de que continuamente le pregunten acerca de la maternidad subrogada de Ana Obregón, que tuvo a la pequeña Ana Sandra en Miami con el semen de su hijo fallecido hace tres años y regresó este miércoles 31 de mayo a Madrid con la niña. Biológicamente el conde italiano es el abuelo pero, por el momento, al menos, no está en predisposición de conocer a la pequeña.

Hay que recordar que la actriz aseguró que esta fue la última voluntad de Aless, la de tener descendencia incluso después de la muerte. Lequio, más de dos meses después del nacimiento de la pequeña, todavía no ha confirmado su versión. 

Este miércoles en El programa de Ana Rosa ya dijo que no iba a contestar a la pregunta sobre si tenía interés o no en conocer a la pequeña Ana Sandra, aunque lo cierto es que este jueves ha dejado la puerta abierta: "Yo lo que quiero es paz y tranquilidad. Relax, discreción, no quiero ruido, silencio. Ahora no es el momento, mucho ruido", ha dicho al respecto.

Por el momento, sus grandes preocupaciones son su esposa, María Palacios, y su hija, Ginevra Ena: "Yo tengo una familia con la estoy feliz y una hija que tengo que educar. Estoy focus ahí. El resto ya se verá", ha insistido.

El libro, la fundación y el traje de cristianar

El conde también se ha pronunciado acerca de otras cuestiones. Sobre si le ve parecido a la niña con Aless, ha dicho: "Soy muy malo con los parecidos. Aless era pelón, no tenía pelo cuando nació y era muy rubio, como mi hija Ena. Esta la veo más... Esta niña la veo más morenita. La niña es muy mona, la verdad, hay que decir la verdad".

Por otro lado, se comentó en las tertulias que Ana quería que la pequeña se bautizará con el mismo traje que habría lucido Aless, el que pertenece a la familia Lequio y también llevaron el rey Juan Carlos, Felipe VI y las infantas Elena y Cristina en sus bautizos. Sin embargo, Lequio padre ha desmentido que Aless luciera este traje en su bautismo.

"Hay asuntos en los que algunos deberían hacer un ejercicio de memoria. Si quiere el traje de cristianar de Aless no tiene que hablar conmigo, Aless no se cristianó con el traje de casa, se cristianó con el traje de los Obregón. Mi madre en ese momento no estaba por la labor. De hecho, no vino ni al bautizo. Si quiere el traje de Aless, lo tienen ellos", ha asegurado.

Lea también "¿Vas a ir a conocer a tu nieta?": Lequio responde a la gran pregunta tras el regreso de Ana Obregón a España

Lequio también ha reivindicado su papel en la Fundación Aless Lequio, de la que es vicepresidente: "Yo aporté cuatro millones de euros de un donante. La Fundación, sino está Ana, todo se paraliza. Ya tenemos una sede, que he aportado yo, por cierto. Tenemos que ponerla en orden y sino está Ana no se puede hacer. El fin es ayudar a proyectos de investigación. Hemos hecho dos donaciones importantes sobre el sarcoma de Ewing".

Al contrario que Ana, él se mantiene en un discreto segundo plano. Ni siquiera fue a la presentación de la fundación, celebrada el pasado 6 de febrero en Madrid, un mes y medio antes del nacimiento de Ana Sandra al otro lado del charco. Por último, Alessandro ha bromeado y entre risas, ha dicho: "Que dejen al yayo tranquilito ya".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud