Famosos

Sara Carbonero más reflexiva que nunca sobre los vaivenes de la vida, tras perder un avión y recorrer Galicia

Sara Carbonero se ha abierto en carnes en Instagram. La presentadora, para quien lo más importante en su vida son sus dos hijos fruto de su matrimonio con Iker Casillas, Martín, de 9 años de edad y Lucas, de 6 añitos, ha descrito cómo se ha sentido como madre y como persona ante el devenir de la vida, tras perder un avión y disfrutar de los bellos paisajes gallegos. Un  desasosegado texto que parte de la frustración y acaba celebrando lo bueno que le ofrece la existencia según en qué circunstancias. Necesitaba desahogarse y lo ha hecho recordando lo que le escribió Martín, su hijo, cuando el verano pasado le sacó la foto en primer plano que acompaña al post y que el niño describió con una inquietante frase: "Mamá tiene los ojos tristes".

Un viaje por España que se tuerce, y la periodista lo ha expresado en sus redes sin reparos: "Hace tiempo que creo poco en las casualidades. Hoy ha sido un día de esos que empiezan mal porque pierdes un avión y te sientes inevitablemente mala madre, que no llegas a todo, que estás fallando".

Lea también: Sara Carbonero, más desinhibida que nunca, comparte fotos de su noche flamenca con Nacho Taboada

La ex de Casillas ha remontado el contratiempo, tal y como lo ha explicado: "Pero rápidamente remontas y buscas en tiempo récord el próximo vuelo y aquí estamos, hacía muchísimos años que no pisaba Galicia".

Las reflexiones de Sara continúan y rescata un párrafo de Trías que habla de las remontadas de la existencia: "En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra", afirma.

Carbonero escribe después palabras cargadas de sentimientos encontrados entre lo positivo y lo negativo de la existencia. "Sé que cada historia (esa que vamos escribiendo a tientas a lo largo de nuestras vidas) es un bosque con cientos de sendas que se bifurcan, cerros altos, palabras por decir. Sé que todo esto será ceniza y que no siempre reinará la alegría. Eso es imposible", intenta analizar.

"Ahora respiro del aire puro incomparable y los paisajes verdes de esta zona. Hemos pasado al lado de la isla de San Simón, que fue empleada como monasterio, lazareto, cárcel y hogar para niños huérfanos", describe la modelo y empresaria que nos descubre a través de un video grabado desde el interior de un coche cómo está recorriendo tierras gallegas y lo mucho que le están impresionando para bien.

"Me distraigo escribiendo y ya estamos en la ría de Pontevedra. Otra maravilla de la naturaleza. Respirar, coger aire, todo está bien y estará bien. Caer y levantarse, la alegría no estará siempre pero sí las ganas, andar pese a todo. La lluvia puede ser pequeña. Vamos. Actitud y mucho amor", finaliza la que fuera reportera deportiva, mostrando con su relato intimista su capacidad literaria y cómo la escritura puede ser toda una actividad curativa del alma, y los estreses de la vida.

En una publicación anterior se ha podido ver a Sara disfrutando de los atardeceres espectaculares y mostrando una pequeña grabación de unas manos masculinas tocando la guitarra que, presumiblemente, sean las de su nueva ilusión, el músico Nacho Taboada, quien la acompaña en su nueva etapa vital, tanto en los momentos más felices, como en los más reflexivos e intimistas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud