Famosos

Iñigo Onieva, despedido de su empresa a siete semanas de la boda con Tamara Falcó

Nuevo varapalo para los novios del año: el empresario se ha quedado sin trabajo. Iñigo Onieva era el relaciones públicas de los restaurantes Tatel y Totó, pertenecientes al grupo Mabel Hospitality, una empresa de restauración que cuenta con socios tan conocidos como Rafa Nadal, Pau Gasol o Enrique Iglesias, futuro cuñado de Onieva. Se incorporó en noviembre de 2021, unos meses antes de protagonizar varios escándalos por infidelidades y malas costumbres nocturnas, unas polémicas que no gustaron a sus responsables entonces.

Aquello quedó atrás. El prometido de Tamara Falcó dio un giro radical desde que su lado más oscuro fue descubierto y tras su reconciliación con la marquesa de Griñón, es un hombre nuevo, más familiar y religioso, incluso solidario: este fin de semana, ha viajado al Santuario de Lourdes con una asociación que ayuda a los enfermos y reparte material sanitario.

Lea también: Tamara Falcó y la multa de un millón de euros que podría arruinarle su boda con Iñigo Onieva

La noticia de su despido ha caído como un jarro de agua fría por lo inesperado. "A Íñigo Onieva le han despedido del restaurante y de la discoteca de las que era relaciones públicas", ha asegurado Belén Esteban en Sálvame este martes. "Le han dicho que no vuelva a Tatel y Totó, donde ejercía como Relaciones Públicas. No sé qué habrá pasado, pero me han dicho que ya no trabaja ahí".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud