Famosos

Jennifer Lawrence, en la alfombra roja de Cannes ¡con unas chanclas de playa!

Jennifer Lawrence llegó y triunfó en Cannes, tanto por el compromiso social y humanitario del documental que presentaba, como por su look en la alfombra roja. Vestida con un absolutamente perfecto modelo rojo de Dior, de impecable estructura, la actriz dejó a todos estupefactos cuando se reveló que sus pies iban calzados con unas sencillas chanclas de playa, de las que se enganchan en los dedos.

La estrella protagonista de Los juegos del hambre llegó a Cannes para asistir a la proyección de Bread and Roses, un documental presentado y producido por ella, que cuenta la complicada y dolorosa vida de las mujeres afganas que se mantienen atrapadas bajo el régimen talibán.

Lea tambiénJennifer Lawrence ya se ha convertido en madre de su primer hijo con el galerista Cooke Maroney

Imagen de Dior desde hace muchos años, la intérprete eligió un extraordinario diseño rojo estilo Old Hollywood, de cintura ceñida y estructurada, con un sutil volante cubriendo el pecho, finos tirantes y con gran vuelo que le cubría perfectamente los pies. El modelo se acompañaba con un gran chal que le tapaba parte de los brazos de la misma tela, crepé de seda, y color.

Cuando la estrella bajó las escalinatas de la alfombra roja, la sorpresa fue mayúscula. Jennifer, que es bien conocida por tener personalidad y no dejarse llevar por las exigencias de la fama y de la moda si no quiere, en esta ocasión desechó los tacones y se calzó con unas simples chanclas playeras, estilo hawaianas, de color negro, sin más artificio.

Aunque parece la opción menos glamurosa que pudiera elegir cualquier mujer en una situación de gala, como la alfombra roja de tan reconocido festival de cine como el francés, en el caso de Jennifer su audacia para evitarse disgustos con los dolores de pies se ha tomado con auténtica simpatía, y el detalle ha sido comentado, sí, pero aplaudido.

Además, la perfección de su figura y la belleza del vestido han minimizado la importancia del calzado, cuya naturaleza humilde no se habría descubierto si no fuera por las escaleras, porque el largo y el vuelo de la preciosa falda del vestido de Dior las ocultaba a la perfección.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud