Famosos

Johnny Depp se hace el duro y admite que no gusta a todo el mundo, ni "en Cannes" ni "en un MacDonalds"

40 minutos de retraso. Johnny Depp ha llegado a la presentación de la película Jeanne du Barry en Cannes cuando la rueda de prensa estaba a pleno rendimiento. Ha posado ante los fotógrafos con la directora francesa Maiwenn. Para el actor, su paso por la Croisette era muy delicado. Había despertado una gran polémica. Ha sido este miércoles 17 de mayo y estos son los detalles.

"No me importa Hollywood, no necesito a Hollywood". Así de rotundo y airado se ha expresado Johnny Depp en el festival cuando le han preguntado por el posible boicoteo que está sufriendo por parte de la industria de su país. Para el actor, esta visita supone su primera gran aparición pública tras cerrarse el juicio con su ex mujer Amber Heard, que le acusó de maltrato.

Además, se cernía sobre él la campaña lanzada por defensoras de Amber Heard, que piden la clausura del Festival de Cannes por invitar a Depp y por "celebrar a los abusadores durante 76 años" (en referencia a Polanski y Depardieu).

Ante estos comentarios, el actor ha admitido que no siempre es bienvenido y que su persona va a levantar  críticas en la gente que no está contenta con su presencia, ya sea en Cannes o en un McDonald's: "¿Qué pasaría si un día no me permiten entrar en un McDonald's para siempre porque hay personas enojadas mirándome por comer un Big Mac? ¿Quiénes son? ¿Qué les importa?"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud