Famosos

Alba Carrillo envía una indirecta a la cúpula de Mediaset tras su fulminante despido

La ex de Fonsi Nieto entró el pasado lunes en la lista de vetados que ha impuesto la cadena de Fuencarral en su intento por blanquear Mediaset. Así Alba Carrillo, vinculada a Unicorn (la productora de Ana Rosa), ha quedado fuera de Telecinco después de trece años de relación. Se esperaba que la reacción de la modelo al despido fuera acalorada pero nada más lejos: ha enviado un mensaje tranquilo y cariñoso. Eso sí, con una indirecta para quien quiera recogerla.

"Lo primero: agradezco mucho todo el cariño y las muestras de apoyo que estoy recibiendo", ha dicho Alba Carrillo en una publicación este miércoles. "Se cierra un ciclo pero comienza una etapa llena de cosas buenas y proyectos bonitos y espero que me acompañéis. ¡Nada me haría más feliz! La tele es mi medio natural y allí soy feliz". La pullita es sutil pero clara y para entenderla solo tenemos que echar mano del refranero español: la cabra tira al monte. ¿Avisa de que tarde o temprano volverá a la televisión? ¿Que esto no es un 'adiós' sino un 'hasta luego'? ¿Podría regresar a Mediaset cuando se calme la tormenta o se vengará cambiándose a la competencia, como hizo Sonsoles Ónega?

Hay que tener en cuenta que el despido de Alba no ha sido bien recibido en redes sociales, donde apuntan a que hay otros muchos tertulianos y colaboradores más ofensivos y polémicos que deberían estar ya en la calle según esa supuesta estrategia de 'blanqueo'. Además, no hay que olvidar que Alba mantiene muy buena relación con Ana Rosa Quintana y su productora, que se ha enfrentado a la cúpula (y a buen seguro seguirá haciéndolo) para mantener a la ex de Feliciano en sus filas. De hecho, su fiesta navideña fue el escenario de la última polémica de Carrillo: unas imágenes de alto voltaje con Jorge Pérez que filtraron los propios trabajadores.

Ahora bien, la teoría de que la despedían por se polémica es la oficial, pero no la real. Tal y como recogimos, el verdadero problema de la modelo es la Operación Deluxe, que investiga un presunto tráfico ilegal de documentación privada y personal sobre decenas de personajes conocidos, entre ellos Alba Carrillo. La modelo se ha personado en la causa y no ha querido llegar a un acuerdo amistoso, como sí han hecho otros, y la política de Mediaset es clara: no quieren empleados que tengan causas pendientes con sus productoras.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud