Famosos

Victoria Federica pasa por 'chapa y pintura': tres nuevos retoques para una imagen 3.0

La hermana de Froilán se consolida como una de las influencer más populares del momento: en Instagram cuenta ya con 238.000 seguidores, comienza a firmar importantes contratos laborales y su caché sube como la espuma. Victoria Federica ya se mueve en este mundo como pez en el agua y como muchas de sus compañeras, empieza a echar mano de las clínicas de moda para hacerse retoquitos con los que estar perfecta para su audiencia.

Los últimos han sido en el rostro hace apenas unas semanas. Varios expertos en cirugía estética han analizado las últimas imágenes de la hija de doña Elena y han llegado a la misma conclusión: ha aumentado sus labios con un relleno de ácido hialurónico muy sutil y favorecedor. "Con un vial de ácido hialurónico y en una sola sesión, se dará a tus labios la forma y volumen deseados. Es un tratamiento rápido realizado de la mano de un médico estético que te aconseja sobre el volumen adecuado", ha explicado Paco Nieto en Mujer Hoy.

No es el único retoque al que se ha sometido Vic últimamente: Daniel Zarza, de Harmos Clinic, apunta que se ha hecho una elevación cola de las cejas, la cual se puede realizar con hilo tensor (la llamada técnica foxy eye) o bien mediante modelado con toxina botulínica. También apunta a una elevación de pómulos: "Creo que se ha podido hacer un remodelado del óvalo facial, al aumentar los ángulos de mandíbula y proyectar el mentón con ácido hialurónico", remata el experto.

Próximo destino: ¿Abu Dabi?

Y mientras Vic disfruta de las lindezas de México con su mejor amiga (un viaje del que disfrutó la pasada Semana Santa) y cuida su imagen, su madre se plantean enviarla en breve a Abu Dabi con el emérito Juan Carlos y su hermano Froilán. Por dos razones: alejarla de la vida de fiestas en la que está inmersa (y que trae de cabeza a la infanta Elena) y trasladar su residencia fiscal para poder recibir una generosa donación de su abuelo. "Por el bien de la familia lo que hay detrás de la operación de que se vaya es el hecho de que pueda recibir una donación del abuelo y la Hacienda pública no se enteraría de nada porque su residencia fiscal estaría allí, como es ya la de Froilán. Se hace una donación y no nos enteramos de nada", dijo este fin de semana Juan Luis Galiacho.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud