Famosos

"Ayúdame mamá": Isabel Pantoja se abre en canal y reconoce que lo está pasando "muy mal"

La madre de Isa Pantoja y Kiko Rivera tiene por delante un 2023 ilusionante. Empezó el año con buen pie debido a su gira por Estados Unidos y en los próximos meses le espera otra gira, en España y fuera de nuestras fronteras, por sus cincuenta años en la música. Recluida la mayor parte de su tiempo en Cantora, la tonadillera ha dado un paso al frente.

Lea también María del Monte aclara, enfadada, sus últimas declaraciones sobre Isabel Pantoja: "Que nadie hable de lo que yo no hablo"

Isabel Pantoja, que mantiene una deuda con Hacienda de 500.000 euros y varios pleitos con un empresario sevillano y con Loli la Quiosquera, ha concedido este miércoles una exclusiva en la revista del saludo. Habla de lo mal que lo está pasando debido a los "problemas personales" de los últimos años, sobre todo por la muerte de su madre, Doña Ana, en septiembre de 2021, y la de su hermano Bernardo, el padre de Anabel, en noviembre del año pasado. Y aunque no lo nombre, el dolor por los ataques de su hijo todavía lo lleva dentro. Muy dentro. 

"Lo estoy pasando muy mal, aunque no hay otra que seguir, porque el público valora mucho que estés cantando, a pesar de que esté pensando en mi madre y en mi hermano del alma, que se fue hace solo dos meses y medio. Es muy duro. Pero la vida de los artistas es así", asegura.

No son momentos fáciles. Ni para ella ni para nadie. No lo puede ocultar: "¿Cómo estoy? Yo creo que como la mayoría del mundo, ¿no? Porque hemos pasado momentos muy malos, en todos los sentidos. Tanto como todos por el terrorífico Covid, como momentos personales, pero bueno, hay que seguir hacia delante y continuar con lo que venga, hasta que Él quiera, hasta que me toque". 

La intérprete de Marinero de luces, que el próximo 23 de septiembre canta en La Cartuja de Sevilla, piensa en su madre cada vez que pisa un escenario: "Perdí a mi padre muy joven y antes de salir a cantar siempre me he encomendado a él, me he encomendado a Paco, por supuestísimo, y ahora… digo 'Mamá, me falta tu beso en la garganta', porque siempre me ha dado un beso en el cuello antes de salir, 'pero lo estoy sintiendo, ayúdame mamá a que salga bien'".

Por todo esto, sobre los escenarios tendrá muy presentes a las personas que ha perdido. También a los que la apoyan cada día, como su hermano Agustín: "El homenaje va a ser, indiscutiblemente, para mi madre, mis hermanos, y sobre todo, para mi público, mis fans de Sudamérica, Estados Unidos, España… Se merecen lo mejor de mí porque ellos me han dado y siguen dando lo mejor de ellos. Si yo estoy donde estoy después de 50 años, ya me contarás. Ellos son el motor de Isabel Pantoja".

Lea tambiénLa niñera Dulce desbanca de nuevo a Isabel Pantoja en el corazón de su hija Chabelita

Entre todos los proyectos que tiene entre manos, explica: "Estoy grabando un disco aniversario y habrá otras sorpresas, pero no quiero desvelar todo lo que voy a hacer, que tampoco es nada del otro mundo, pero lo voy a hacer con muchísimo cariño y al lado de mi hermano. Ahí estamos preparando las cosas".

Ahí no queda todo, porque también desvela que es una de las invitadas al próximo Baile de la Rosa en Mónaco, que se celebra este sábado 25 de marzo: "Bueno, es que cuando mi hermano me cuenta: 'Te han invitado al Baile de la Rosa', me quedo mirando y digo: '¿A mí?'. 'Sí, a Mónaco', me dice, y le contesté: '¡Venga ya con la tontería!'. Claro. No me lo creí. Y fíjate lo que es la vida, porque durante toda la mía he admirado a Grace Kelly y por Carolina he sentido siempre un cariño entrañable". 

La folclórica, que se compara con Carolina de Mónaco por la muerte de sus respectivos maridos (Paquirri en 1984 y Stéfano Casiraghi en 1990), todavía no sale de su asombro: "Y me invitan ahora, en este año precisamente, pues para mí, te repito, es un orgullo. Estoy muy agradecida y, si Dios quiere, voy a ir". Ver para creer. Isabel, que irá acompañada por su hermano Agustín y "un traductor", recibió la invitación por medio de un conocido común entre ella y los Grimaldi: "Si Dios quiere conoceré a Carolina, pero estoy superfeliz y muy agradecida con el simple hecho de que se hayan acordado de mí y este año más. Eso ya es un triunfo para mí", añade.

Isabel también recuerda emocionada su gira en febrero por Estados Unidos. Estuvo muy bien acompañada por su sobrinísima, Anabel Pantoja, y recibió el calor de sus fans que escucharon atentamente sus éxitos en Miami, Nueva York, Los Ángeles o Puerto Rico, entre otros lugares: "Creo que ha tenido que ocurrir todo esto para que sucediera esta maravilla, porque me tengo que quedar con lo positivo. Llegó un momento en que era una cosa tras otra y decías 'Pues déjalo, no vamos, vamos a Sudamérica, o aquí en España'. Tenía que ocurrir todo eso para que tuviera este éxito. Está feo que yo lo diga, pero es que está ahí, se puede ver", sentencia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud