Famosos

Lucía Rivera desvela que sufrió abusos "psicológicos y físicos" a manos de sus exnovios: "Fui la víctima perfecta"

Desgarrador. Así es el testimonio de Lucía Rivera sobre el maltrato psicológico y físico que sufrió por parte de algunos de sus ex novios. La hija biológica de Blanca Romero y adoptiva de Cayetano Rivera se ha abierto en canal en un libro que publicará el próximo 22 de marzo con la editorial Espasa, Nada es lo que parece.

Lea también: Cayetano Rivera se divierte por Sevilla con la presentadora portuguesa Maria Cerqueira

"Los abusos -psicológicos- que sufrí en mi primera relación acabaron siendo físicos en la segunda. Ahora que me paro a pensarlo, reconozco que fui la víctima perfecta, casi hecha a medida, una niña con muchos abusos interiorizados, los celos posesivos, los insultos y los refuerzos intermitentes", relata. 

"La primera vez ni siquiera la recuerdo bien, porque fueron muchas, cada vez más. Siempre lo excusaba achacándolo a que estaba drogado y entendí que esa era una manera 'normal' de relacionarse, que yo sería capaz de hacerle cambiar, que la culpable era yo... Pero las peleas aumentaban de mes en mes, ya no solo con él, sino con todo mi entorno. Sus infidelidades, que no fueron pocas, consiguieron hacerme cada vez más pequeña y me llenaban de ira", confiesa la joven de 24 años en su libro, que recoge The Objetive

La modelo vivió auténticos momentos de horror: "Siempre defendí a Aitor a capa y espada. No sé por qué, pero aseguro que sentía verdadera admiración por él. Recuerdo sus ojos, fuera de sus órbitas, ensangrentados con rabia, y el ceño fruncido mirándome fijamente mientras exclamaba todo tipo de amenazas y me agarraba el cuello contra la pared. Sentía una especie de muerte dentro de mí, tenía moratones hasta en las orejas, y no, nunca se me pasó por la cabeza tomar medidas legales".

Entonces, explica el motivo por el que no llegó a denunciar: "No lo hice por miedo, por miedo a que él pagara las consecuencias y, sobre todo, por miedo a las consecuencias que podría pagar yo. (...) Aprender a amar en ese contexto acaba contigo. Nadie te da ninguna lección hasta que lo vives. Es jodidamente complicado recuperarte. Sacó la peor parte de mí para después usarla en mi contra y hacerme sentir culpable de sus golpes. Incluso sentía que los merecía y los asumía en forma de castigo. Me hizo pedacitos y me construyó a su manera".

En diciembre de 2022, conocimos la ruptura de Lucía con el futbolista Ignacio Méndez-Navia Fernández después de siete meses de noviazgo. Por el corazón de la joven, y que haya sido público, también han pasado el empresario de eSports Alejandro Sáez Novales, o el piloto de MotoGP Marc Márquez. En el libro, Rivera también aborda los riesgos de la fama, los peligros del mundo de la moda y los problemas de salud mental.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud