Famosos

Chayo Mohedano contra Sálvame: "Cogían un cartel mío y lo pisoteaban, animaban a la gente a tirarme huevos"

Chayo Mohedano (Madrid, 1979), hija de Amador  y Rosa Benito, ganó una demanda contra la productora de Sálvame. Tal y como explicamos el pasado mes de julio, La Fábrica de la Tele tuvo que indemnizar a la cantante y a su marido, Andrés Fernández, por revelar datos confidenciales de este último en varios programas.

Y ahora la cantante lanza un clip de su tema De qué vas en el que llama cretinos a quienes la vilipendiaron, la arrastraron mediáticamente y la provocaron muchos sufrimientos y desvelos. La canción es, salvando las distancias, una venganza a lo Shakira contra Piqué pero de Chayo contra Jorge Javier Vázquez y sus jefes.

Para redondear su jugada, la sobrina de Rocío Jurado ha contado con su otra prima, Gloria Camila, y con la ex gran hermana Amor Romeira. Ahora su nombre aparece en la lista negra de personajes vetados en Mediaset, pero gracias en parte a la prima de Rocío Carrasco y su demanda salió adelante la Operación Deluxe.

Chayo, en una entrevista concedida este sábado a El Mundo, habla abiertamente de acoso: "Llevaba tres años fuera de la televisión y seguían machacándome y menospreciando mi trabajo", denuncia la artista. "Me he sentido atacada e insultada por una productora. Todos saben quién me ha maltratado durante años", señala antes de añadir que "el destinatario de la canción tiene nombre y apellidos".

Durante mucho tiempo, en los programas de La Fábrica la tomaron con ella: "Dijeron que no sé cantar, que soy un fraude o que pago a la gente por ir a mis conciertos", explica Chayo en Loc.

"Rocío Carrasco ha estado manipulada"

"Iba a los sitios y veía una cámara de Sálvame sólo para hablar mal de mí. Cogían un cartel mío y lo pisoteaban, animaban a que fuese la gente a tirarme huevos mientras cantaba", denuncia.

De su prima Rocío Carrasco y su docuserie por entregas, también producida por La Fábrica, Chayo admite que le dolió "porque a Rocío no la he maltratado nunca aunque no esté de acuerdo con lo que dice", reconoce. "Lo que ha demostrado ella es que no nos quiere en su vida", remata. "Rocío ha estado manipulada, el que la conozca lo sabe. Antes del documental nunca me habló mal de mi familia y cuando empezó a contar las cosas como no son, aluciné", confiesa Chayo sin nombrar a Fidel Albiac.

Chayo siempre ha dado la cara y no era de callarse. Por eso, extrañó que después de anunciar a bombo y platillo que el pasado 13 de junio se celebraba el juicio de su marido contra La Fábrica de la Tele, la hija de Rosa Benito y Amador Mohedano no se pronunciara ni para bien ni para mal contra la productora de Sálvame.

La última vez que había hecho referencia a aquel juicio fue la misma mañana de la vista: "En unas horas, pasará lo que para muchos era impensable. Os iré contando. Hay mucho que contar, ya que han querido volver a callarnos", dijo. Luego saltó la noticia de que habían llegado a un acuerdo económico delante de la jueza y que los demandados reconocían los cargos y pedían perdón.

Pero de su boca nada. Hasta la entrevista que se publica este sábado. Nos preguntábamos por qué la sobrina de Rocío Jurado estuvo publicitando el juicio diciendo que iba a llevar a la cárcel a los responsables de La Fábrica de la Tele, y luego no dio detalles de la resolución.

Lea también: Chayo Mohedano y un concejal de la tierra de su tía se enzarzan: "Ya nos veremos por Chipiona"

Cláusula de confidencialidad

Informalia contó por qué. La que se enfrentaba le cerró la boca con una cláusula de confidencialidad. Demandada y demandados alcanzaron un acuerdo económico en sala. "La cifra se sitúa en torno a los 180.000 euros", nos dijeron. Pero había  una condición: "Que ninguna de las partes hiciera público el acuerdo y que, por supuesto, la cantante y su esposo, dejaran de hablar de la productora de Sálvame", añadían entonces.

Lea también - Chayo Mohedano saca las uñas por sus padres y atiza a Rocío Carrasco: "Ella empezó con Fidel cuando él tenía novia"

El marido de Chayo, Andrés Fernández, interpuso en 2019 una demanda contra el programa por mostrar su ficha policial. Chayo también inició acciones al sentirse "humillada", según dijo ella, en varias ocasiones. Durante años lucharon en los tribunales y denunciaron públicamente el "acoso" al que se sentían sometidos desde Sálvame, y acudieron a la Justicia. Pero aquel mensaje de la prima de Rocío Carrasco del 13 de junio, día del juicio, diciendo que "han querido volver a callarnos", era premonitorio. Horas más tarde lo lograron. Habían comprado su silencio. Pero pagando muy bien.

Lea también - Chayo Mohedano llama a su prima Rocío Carrasco por teléfono para pararle los pies: "No me voy a callar"

Tras esto, solo unas palabras arremetiendo contra Isabel Rábago por escribir en Instagram "Les ofrecen dinero y entonces callan".

Esto decía Chayo: "La abogada (risas) ¿Tus amigos no te han dicho que ha habido juicio donde piden perdón y reconocen los hechos? Ahí estaban sentados todos esta mañana ante la jueza. Ya hablaré más adelante", soltó la prima carnal de Rocío Carrasco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud