Famosos

Belén Esteban, en la cuerda floja por saltarse el Código Ético: "Soy libre de decir lo que quiera"

Hubo unos años en los que tuvo la cadena a sus pies, pero con la nueva dirección de Mediaset las cosas pueden cambiar y también para Belén Esteban. Ella siempre ha hecho lo que le ha dado la gana en Telecinco. Ha tenido una especie de salvoconducto para todo. Lo que a otros  no se les permitía, a ella sí. Era la Princesa del Pueblo, pero también la de Telecinco.

Esta semana entraba en juego el nuevo código ético que Mediaset ha impuesto. Muchos de esos puntos van directamente dirigidos contra Sálvame: no se podrá abandonar el plató en directo, puesto que se tendrá como un abandono definitivo del trabajo a efectos contractuales, dice una de las nuevas normas.

Lea también: Andrea y Julia Janeiro, como el yin y el yang: la discreción de una y la exposición de la otra

Se suma a otras como que deben utilizarse contenidos y expresiones acorde a la franja horaria en la que se emite el programa; no se emitirá ninguna manifestación publicitaria que no haya sido aprobada previamente; los presentadores y colaboradores de los programas de entretenimiento deben abstenerse de emitir opiniones, preferencias o comentarios políticos en el programa; los presentadores y colaboradores no deben atacar o criticar a ningún otro programa de Mediaset o a sus presentadores o contertulios.

Estos son solo algunos de los puntos de ese código ético que entraba en vigor el pasado lunes y ya son varias las ocasiones en las que en Sálvame se han saltado alguna de estas normas o han rozado el poste. Para empezar, Jorge Javier Vázquez promocionó su nuevo canal de Youtube y durante una entrevista con Alejandro Nieto, el ganador de la última edición de Supervivientes, el badalonés hizo alguna manifestación política. En otro programa, María Patiño frenó a Pipi Estrada cuando estaba a punto de hacer un comentario en contra del separatismo. "¡Eh, política, no!", exclamó para detener el speech del ex novio de Terelu Campos.

Pero fue el pasado miércoles cuando vimos más claramente cómo Belén Esteban se pasaba una de las nuevas normas por el arco de triunfo delante de toda España. En un momento de la tarde Rafa Mora habló de la hija de Belén Esteban, sabiendo que eso ella no lo tolera y la pone muy nerviosa. Belén no tardó ni un segundo en levantarse de su sitio y abandonar el plató. "No puedes salir ni un segundo", le recordó Adela González, que presentaba el programa. "Claro, el código", decía Pilar Vidal, para luego llamar la atención del director: "Alberto, Da Vinci", dijo, haciendo una clara alusión al código (usando la famosa novela de Dan Brown).

Pero no es la única de Belén esta semana. En un momento dado Belén lanzó un mensaje a favor de la sanidad pública en pleno directo. "Apoyo a toda la sanidad pública". Entonces se oyó al director del programa decir: "Belén, ¡ya!", a lo que Belén expresó lo que le salió del alma: "Soy libre de decir lo que quiera", contestó.

Pues esto ya ha tenido consecuencias para la madre de Andreíta. Según ha podido saber Informalia, sus jefes de La Fábrica de la Tele le han dado un toque de atención. "La han amonestado y le han dicho que las cosas han cambiado y que ahora no pueden estar tolerando determinados comportamientos. Que con esas cosas pone en un aprieto a la productora puesto que sobre ella recaerán las consecuencias de cualquier amonestación".

Hay más. Está advertida de que "podrían dejarla unos días en la nevera, sin acudir al programa, si no está dispuesta a moderarse", nos revela una persona próxima a la productora. Por supuesto, ella se lo ha tomado fatal. No lleva nada bien lo de los toques de atención y mucho menos cuando todo viene por una cuestión relacionada con su hija Andrea. Aun así, cuando logró entrar en razón se disculpó con sus jefes y les dijo que no volvería a pasar. No antes sin decirle a Rafa Mora, entre bambalinas, que no volviera a hablar de Andrea. Ella sigue siendo Belén Esteban y por su hija ma-ta.

La versión de La Fábrica de la Tele

Un portavoz de La Fábrica de la Tele niega que desde la dirección de la productora hayan dado ningún toque a la ex de Jesulín. "Incluso le hemos preguntado si había ella tenido alguna conversación sobre lo que se había publicado y nos lo niega", nos explican

Por otra parte, el mismo portavoz matiza que el código ético que se ha impuesto en Telecinco no afecta a los colaboradores de Sálvame en lo referente a abandonos de plató. Nos aseguran que la cadena les saca fuera de esa norma al entender que este tipo de cosas forman parte del teatrillo del programa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud