Famosos

Rosa Benito, vetada en Mediaset, estalla contra el Código Ético: "Debería haber otros nombres"

Rosa Benito forma parte de la lista de innombrables de Mediaset. El Código Ético de la nueva cúpula es firme: prohibido hablar en todos sus programas de la cuñada de Rocío Jurado y de otros rostros como su hija, Chayo Mohedano, Rocío Carrasco, Fidel Albiac, Antonio David Flores, Rocío Flores, Olga Moreno, Marta Riesco, José Fernando, Gloria Camila, José Ortega Cano, Kiko Rivera y Bárbara Rey.

Días después de conocerse está decisión, la ex mujer de Amador Mohedano ha roto su silencio. Hay que recordar que desde hace más de medio año no aparece en las pantallas de Telecinco. 

Lea tambiénLa respuesta de Chayo Mohedano, vetada en Mediaset, al nuevo Código Ético: "¿Siguiente paso? Echar a maltratadores e imputados"

"No entiendo que me pongan en una lista llevando ocho meses (8) fuera de la televisión. No sé si es blanca o negra la lista... Pero en ella debería haber otros nombres que sí siguen en televisión", ha escrito la ex colaboradora de Sálvame y Ya es mediodía este jueves en sus redes.

Rosa también ha explicado el motivo por el que abandonó su silla. Según ella, por no entrar al trapo de su sobrina: "Yo me fui por no entrar a contestar a una docufake que lo único que decía era mentiras de una familia". 

La reacción de Chayo Mohedano

Esta semana, su hija también ha reaccionado al nuevo Código Ético. Su nombre también está vetado y ella, que ha librado una intensa batalla en los juzgados contra La Fábrica de La Tele, está contenta: "Acaban de mandarme el Código Ético de Mediaset y tengo que decir que ya era hora que me hicieran caso y cambiaran todo lo que llevo denunciando públicamente y en privado. Delitos y praxis delictivas realizadas desde hace ya más de nueve años".

Y pidió: "¿Siguiente paso? Echar a los maltratadores y a los imputados por delitos penados con cárcel (que aún hay unos cuantos trabajando ahí)".

Lea tambiénJorge Javier Vázquez se burla del nuevo Código Ético de Mediaset: "Me tenéis más miedo que a un nublado"

Con el nuevo Código Ético tampoco se puede atacar a otros programas de la cadena y hablar de política. Tampoco está permitido hacer publicidad de otros proyectos ajenos al grupo o abandonar el plató sin causa justificada, algo bastante habitual entre los colaboradores de Sálvame, el principal programa afectado por estas nuevas medidas. La nueva cúpula pretende mejorar las audiencias de Telecinco, que atraviesa su peor crisis de audiencias desde hace décadas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud