Famosos

Bárbara Rey alternó al rey Juan Carlos con Paquirri y el futbolista Rexach: "Éramos una pareja abierta"

"Vengo a contar, no a insinuar". Así comienza Bárbara Rey su entrevista más sincera. La vedette se ha sentado en el chester de Risto Mejide este martes para contar, con pelos y señales, cómo fue su relación con el rey Juan Carlos hace ya casi cuatro décadas: "Nos conocimos en el año 77. Él me llamó y no me lo creía. Se lo trabajó, hubo muchas llamadas y yo tenía muchas dudas".

Bárbara cuenta cómo fue su primera cita con el emérito: "En Zarzuela. Me mandó un coche y fui. Yo tenía miedo a decir que no, porque había trabajado tanto y tenía tanto éxito...", confiesa. "Yo estaba un poco impresionada pero era como hablar con un amigo. Hay determinadas cosas que no han pasado en Zarzuela, por supuesto, porque yo tampoco habría accedido", dice. "Él era muy guapo en aquel momento pero no se puede uno enamorar de una persona así porque solo tendrás sufrimiento".

Lea también - Bárbara Rey: ¿con qué famosísimo jugador del Barça vivió una aventura?

A pesar de sus principios, la actriz cayó rendida a los encantos de don Juan Carlos, aunque nunca fueron amantes exclusivos: "Estuvimos juntos varios años, pero yo también tuve mis amores. ¡Cómo no íbamos a ser una pareja abierta! No existía otra posibilidad y yo tuve una relación con Rexach y luego otra con Paquirri. En ese tiempo, es normal que fuera abierta, no podía ser de otra manera... No nos podíamos exigir nada el uno al otro", cuenta. Eso sí, el vínculo era tal que Bárbara acompañó al emérito a numerosos actos oficiales: "Cumpleaños, la cena de Giscard D'Estaing... Las fotos las tendrán escondidas, no creo que las hayan destruido". Y cuando se cruzó por primera vez en Zarzuela con el entonces pequeño príncipe Felipe ("era un crío") decidieron buscar otro lugar de encuentro: "Una casa, siempre en esa casa, siempre fue allí".

Bárbara recuerda que le pincharon los teléfonos y la vigilaban, algo que al marido de la reina Sofía no parecía importarle: "Le decía 'No me digas esto' o 'No hables así porque sé que nos están grabando'. Le daba lo mismo, a él le daban lo mismo muchas cosas. Él se creía intocable, y lo era, entonces lo era. Yo tenía cuidado por él, porque creía que le podía perjudicar. A mí no, yo era una mujer libre". 

La relación se terminó con la llegada de Ángel Cristo a la vida de Bárbara: "Yo me enamoro de mi marido y tomo la decisión de casarme con él. Se ha estado comentando que estuve con los dos al mismo tiempo y eso es incierto. Mi marido era celosísimo. Si viene un helicóptero a buscarme al circo, Ángel destroza el helicóptero, el que va dentro y y a mí de paso, posiblemente".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud