Famosos

Marta Riesco utiliza a David Flores para atacar a Rocío Carrasco: "Qué pena que te pierdas ese corazón"

La novia de Antonio David Flores no para. Tras las indirectas en redes a su propio jefe, Borja Prado, después de que el presidente de Mediaset le sentase en el banquillo sin hacer directos por nombrarle en un enfrentamiento que tuvo con Cristina Porta en Sálvame, Marta Riesco ha ido a por Rocío Carrasco

"Desde hace algún tiempo la salud mental solo vale para algunas mujeres. Para otras, en cambio, el escarnio público. Por lo menos ahora. Dentro de poco, los buenos serán los malos y al revés. Lo viviréis. Lo viviremos. Mientras las víctimas no están en esta foto ni son las que escriben", escribió la periodista en sus stories con una imagen que había publicado Isabel Rábago junto a la hija de Rocío Jurado

Entonces, fue más: "La gente tiene tanto miedo de hablar, nadie habla por miedo y nadie cuestiona por miedo. Pero que pena que te estés perdiendo personas tan extraordinarias y maravillosas, mientras todo el mundo hace como si nada pasase. Qué pena que te pierdas un corazón tan inmenso. Y qué pena que la gente haga que lo entiende solo por miedo". 

Lejos de dejarlo ahí, la reportera de Fiesta cuestionó el papel de madre de la mujer de Fidel Albiac, especialmente su relación con su hijo David Flores: "Es vergonzoso que se aplauda esta actitud mientras su familia, sin un poder adquisitivo ni parecido al que has conseguido a golpe de documental, siga luchando para que salga adelante".

"Voy a contaros algo: en mi trabajo se llegó a decir que no se cuestionase su papel como madre de un niño de 'necesidades especiales'. ¿La razón? Era uno de los flecos más difíciles, por no decir imposibles de justificar", añade. "Se ha arremetido duramente con las personas que lo han criado y se le ha aplaudido cualquier ataque con la persona con la que está día a día. Con la persona que le da de comer, que le lleva al instituto... Ahora que llevo tantos días con él y que estoy sin poder dormir por todo lo que me ha ocurrido en el trabajo... él me anima día y noche mientras yo me pregunto: ¿nadie va a hacer la gran pregunta? ¿por qué somos los malos el resto? ¿por qué se dispara a la gente que le hacemos feliz? ¿dónde estabas tú en esas Navidades, en esos cumpleaños, en esas conversaciones? ¿por qué está prohibido hablar de esto?", cuestiona Riesco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud