Famosos

Tamara Falcó se casará en una carpa y con baños portátiles: el palacio de El Rincón se cae a pedazos

Tamara Falcó va poco a poco desvelando detalles de su próximo boda, que se celebrará finalmente el 8 de julio, única fecha en la que puede reunir a todos sus hermanos y amigos, hasta entonces ocupados en sus distintas actividades.

La hija de Isabel Preysler asegura que ella y su hermano Manolo tienen grandes planes para el palacio de El Rincón, el imponente recinto heredado de su padre por los cinco hijos de Carlos Falcó. La marquesa de Griñón y su hermano mayor compraron sus partes al resto de los hermanos, Xandra, Duarte y Aldara, pasando a ser los únicos propietarios, con mayoría para el primogénito.

El caso es que El Rincón es un palacio menguante. En 1994, el difunto marqués lo heredó de su tía Paloma Falcó. Ella a su vez lo había recibido de su esposo José Mitjans y Murrieta, marqués se Manzanedo. Por entonces, la finca tenía 800 hectáreas y un hermoso viñedo, además de espléndidos jardines. Pero el padre de Tamara era un hombre de ideas brillantes que en ocasiones aplicaba a negocios casi imposibles, a veces ruinosos, y poco a poco se vio obligado a ir vendiendo parte de El Rincón y los viñedos, hasta dejar reducida la propiedad a 100 hectáreas. Es decir, Falcó ya vendió el 87,5% del terreno. No está mal como terreno pero nada que ver con el esplendor de antaño.

Por otra parte, el palacio requiere un costoso mantenimiento que el marqués no pudo asumir, aunque su segunda esposa, Fátima de la Cierva, madre de Duarte y Aldara, hizo arreglos importantes para convertir la vivienda familiar en habitable, ya que era el hogar del matrimonio. También buscó sacarle rentabilidad organizando eventos y alquilándolo para rodajes de películas, como La escopeta nacional, o la serie Águila Roja. De momento, tal y como adelantó este portal, siguen alquilando el palacio para el rodaje de La Promesa, la serie que ha renovado una nueva temporada con TVE.

Cuenta a Informalia una persona muy cercana a la familia que estando allí pasando un fin de semana, invitada por los marqueses, vio una rata en su habitación, una escena que le quitó el sueño y que al día siguiente lo comentó impactada todavía a su amigo Carlos. Pero el marqués se tomó la historia con mucha tranquilidad: "¡Ah, sí, es la rata de Tamara!", dijo como algo natural y a lo que ya estaban acostumbrados.

Solo funciona un baño y la inversión necesaria requiere millones

Es uno de los problemas del vetusto edificio, en el que ya solo funciona un único cuarto de baño. Hace falta una inversión millonaria para hacerlo habitable o al menos rentable. No sabemos cuáles son los planes futuros de Manolo Falcó y Tamara para el recinto pero, en todo caso, la fiesta nupcial posterior a la boda de Íñigo Onieva y la marquesa de Griñón se celebrará en una carpa situada en la parte posterior del palacio, justo en los preciosos jardines y cerca del estanque. Los baños serán portátiles y se hará un arreglo superficial de las pocas estancias que necesitan los novios y sus familiares próximos para cambiarse. Luego ya veremos lo que pasa con El Rincón.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud