Famosos

Tamara Falcó e Íñigo Onieva comen juntos para celebrar su reencuentro tras el viaje a Doha

La semana pasada Íñigo Onieva se escapó a Catar, en viaje de trabajo y sin la presencia de su prometida, Tamara Falcó, que se quedaba en Madrid tal vez apoyando a su madre, en el foco mediático por la polémica que hay servida entre Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler. 

El empresario habría un nuevo restaurante Tatel en Doha. Está inmerso en este nuevo proyecto que le ha tenido muy ocupado. Ahora tendrá que dedicar algo de su tiempo a preparar su enlace matrimonial con la Marquesa de Griñón. Hemos sido testigos del reencuentro de Onieva y Tamara, centrados en los preparativos de su boda. 

Hace unos días trascendió que Tamara ha confiado a la firma española 'Sophie et voilà' el diseño del modelo, o los modelos para darse el 'Sí, quiero' con Íñigo: "Me encanta, o sea", nos explicó la aristócrata.

Tamara e Íñigo se dejaban ver comiendo juntos en un restaurante tras realizar algunas gestiones en medio de los preparativos de su boda. Atrás quedaron los días en los que ambos estaban más separados que nunca, cuando muchos creyeron que no había vuelta atrás y que la reconciliación sería algo imposible.

Hemos tenido la oportunidad de preguntarle a Íñigo cómo está llevando su prometida toda la polémica que hay servida entre Preysler y Mario, pero él se ha mostrado parco en palabras: "Gracias, hasta luego". Sin dinero este chico no habla y su prometida tampoco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud