Famosos

Marta Riesco arremete contra Jorge Javier Vázquez y le pide ayuda a Irene Montero: "¿No merezco yo una defensa?"

La novia de Antonio David Flores atraviesa días complicados tras ser retirada de antena por su rifirrafe en directo con Cristina Porta, reportera de Sálvame. Desde casa y con una baja médica por ansiedad, Marta Riesco ha optado por seguir lanzando misiles contra sus compañeros de cadena y ha utilizado las redes sociales para pedir amparo a la ministra de Igualdad que apoyó públicamente a Rocío Carrasco, validándola como víctima de violencia machista: "Irene Montero, ¿a lo mío cómo lo llamamos? ¿No merezco yo una defensa?".

Lea también - Antonio David sale en defensa de Marta Riesco y estalla contra Telecinco: "Son una organización criminal"

La reportera de Mediaset acompaña sus palabras con un vídeo en el que aparece Jorge Javier Vázquez tildándola de "zenutria", "engreída" o "estúpida": "Pedí ayuda al alto cargo de cadena. Un año después nadie les frena. No sé qué me duele más si todos esos feministas en plató como Miguel Frigenti diciendo que 'esta chica está mal' o Gema López, Adela y Lydia Lozano, también feministas de pro, sin hablar, sin defensa, jaleando este espectáculo dantesco. En la plaza del pueblo siendo apedreada por el presentador estrella. De nuevo él mismo un año después vuelve a provocarme mientras ejerzo mi trabajo. Irene Montero, ¿a esto cómo lo llamamos? ¿No merezco yo una defensa?".

No es la única publicación de Marta en las últimas horas. También ha recuperado el momento en el que un reportero de Sálvame acudió a su domicilio vestido de payaso para felicitarla por su cumpleaños: "Uno de mis momentos más tristes que he vivido en mis 35 años. Este día 5 de abril de 2022, estaba feliz. Mi pareja me había enviado unas flores preciosas al trabajo. Estaba saliendo de lo que era un acoso y derribo constante por parte de La fábrica de la tele. Me pedían que aguantara, que callara, que no contestara. Ese día, un redactor vestido de payaso me esperó a la salida de Mediaset mientras todos los trabajadores podían verle y reírse de mí. Y así lo hacían todos", ha escrito Riesco. "Pasé una vergüenza horrible, vomité en el baño y salí dispuesta a irme a mi casa a llorar. No quería que me viesen llorar en Sálvame. Sabía que mi familia estaba viendo la tele así que aguanté esa humillación. Cuando llegué a casa el presentador, Jorge Javier, pidió a German, el reportero, al que todos le reían la gracia, que imitase mi ojo caído. Él se quitó las gafas y lo hizo mientras bailaba twerking en la puerta de mi casa y me gritaba por la ventana".

Además, la periodista ha dejado un mensaje en sus stories defendiendo, una vez más, que es víctima de bullying dentro de Mediaset: "A veces, por miedo a perder un trabajo, callamos situaciones horribles".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud