Famosos

Patricia Llosa, a bolsazos con la prensa después de que Isabel Preysler filtrara su carta

La ex mujer de Vargas Llosa, Patricia Llosa, está muy enfadada con la prensa. La madre de los tres hijos del premio Nobel no ha dudado en "amenazar" a los reporteros que le esperaban a la puerta del domicilio de escritor levantando su bolso en un gesto desafiante antes de dar manotazos al aire. Patricia, que siempre en un discreto segundo plano, está en el punto de mira después de que Isabel Preysler haya filtrado al diario ABC la carta que le escribió cuando empezó su relación con el autor peruano en mayo de 2015.

Con la carta, la reina de corazones ha querido demostrar que no miente y que la peruana era conocedora de su historia de amor con el escritor, a pesar de que la propia Patricia lo negó vía comunicado un mes después, en junio de 2015, cuando se publicaron las primeras imágenes de Isabel y Mario juntos.

Lea tambiénIsabel Preysler filtra la carta que le mandó la mujer de Vargas Llosa cuando supo que era la amante de su marido

En dicha misiva, la peruana advertía a la madre de Tamara Falcó de que lo mismo que estaba haciendo con ella, su marido lo había hecho con 20 o 30 mujeres a lo largo de su matrimonio y, convencida de que volvería al hogar familiar, le pedía que no se dejase ver con Vargas Llosa en público.

Además, y lo que es más llamativo, le pedía permiso para poder celebrar con el escritor sus bodas de oro en Nueva York, dando una imagen de felicidad de cara a la galería cuando sabía que Mario ya bebía por entonces los vientos por Isabel.

Tras la publicación de dicha carta Patricia ha reaparecido, y lo ha hecho saliendo de la casa del premio Nobel en Madrid, lo que refuerza los rumores de reconciliación en el ex matrimonio, y bastante molesta por haber sido pillada por las cámaras.

Lea también- Vargas Llosa y su ex mujer regresan juntos al restaurante al que iban antes del divorcio: así es el italiano del Nobel

En estas imágenes, la ex mujer del autor de La ciudad y los perros se ha mostrado muy enfadada y no ha dudado en "amenazar" a la reportera levantando su bolso en un gesto desafiante antes de dar manotazos al aire, mientras dos de sus empleadas, visiblemente nerviosas, intentaban interponerse para proteger a la peruana de las preguntas. Un momento de gran tensión en el que Patricia ha preferido guardar silencio y no explicar por qué envió esa carta a Isabel Preysler.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud