Famosos

Cocido madrileño y pelotazo de los Verdasco: cierran uno de sus restaurantes para vender el terreno a un gigante sanitario

El clan Verdasco es conocido por su famoso hijo tenista Fernando Verdasco, cuyo matrimonio con Ana Boyer, hace cinco años, le emparentó con la primera línea de la crónica social. Llevar su boda en la portadas de Hola y demás apariciones públicas son buena prueba de que el cuñado de Tamara Falcó es a nivel mediático mucho más que un deportista de élite. Pero la familia del yerno de Isabel Preysler ya era conocida por sus negocios de hostelería. 

Su buque insignia es el famoso restaurante La Bola, situado en pleno Madrid de los Austrias, junto a la plaza de Oriente y el Palacio Real. Inaugurado en 1870 por una antecesora de Verdasco, es uno de los locales especializados en cocido madrileño más prestigiosos de la capital. Desde entonces siguieron este modelo de restaurantes donde el plato más castizo es cocinado a fuego lento sobre carbón de leña en pucheros de barro individual.

El otro buque insignia de la familia era el restaurante La Cañada de Boadilla del Monte, fundado en 1970. Más de 50 años como un referente gastronómico de la zona. Los asados eran otra de sus especialidades. Estamos hablando de un restaurante de grandes dimensiones, ubicado en plena naturaleza con amplias zonas para celebraciones familiares, para que los niños puedan jugar y un amplio parking para que los clientes no tengan problemas de aparcamiento. Era uno de los establecimientos referentes de la zona de Boadilla del Monte, Majadahonda y Pozuelo de Alarcón. Estamos hablando en pasado del restaurante porque el pasado 15 de enero los Verdasco cerraron su local.

Hospital privado

La resaca de la pandemia no ha sido fácil. Las consecuencias del cierre durante aquel tiempo se les estaba haciendo dura. Pero la razón de este cierre hay que buscarla en la oferta que les han puesto sobre la mesa para comprarles el tremendo caserón y otros inmuebles colindantes en los que un grupo hospitalario pretende levantar un complejo sanitario privado en la zona y ha considerado que ese edificio es un buen punto de partida.

El restaurante lo gestionaron en su día el padre y el tío del tenista, José y Fernando, hasta que tomaron las riendas sus hijos, fundamentalmente, Marcos y Laura. Ahora el negocio ha desaparecido después de medio siglo ofreciendo uno de los mejores cocidos de Madrid.

"Toda la familia nos hemos criado entre fogones porque vivíamos en el restaurante La Cañada, en Boadilla del Monte, donde siempre nos hemos especializado en el cocido. Es una finca que posee varias casas y también el restaurante de mi familia. En una vivíamos nosotros y en otra, mis primos, así que sí, los Verdasco nos hemos criado todos juntos alrededor del restaurante. Yo ahora sigo vinculada porque superviso la comunicación y la gestión de La Bola, La Rayúa, La Cañada y del Café de Chinitas", decía en una entrevista Sara Verdasco, hermana del tenista casada con Juan Carmona, sobrino de Mariola Orellana y Antonio Carmona, del clan Ketama, y madre de las pequeñas Carmen y Valentina.

Sin embargo, en los últimos tiempos, según hemos podído confirmar, lo llevaban únicamente los primos de Sara Verdasco. De hecho, uno de ellos ha decidido seguir ligado al mundo de la hostelería probando suerte con otro restaurante en la misma localidad pero, en esta ocasión, situado en una de las calles más comerciales. Este no es el único cierre relacionado la familia Verdasco en los últimos años. El restaurante La Rayúa de Majadahonda tuvo cesar su actividad en el 2018, aunque aún conservan El café de Chinitas y el mítico, La Bola.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud