Famosos

Tamara Falcó pone a punto el palacio 'El Rincon' para su boda con Íñigo Onieva

Tamara Falcó ya ha comenzado la carrera contra reloj para celebrar su boda con Íñigo Onieva el próximo día 17 de junio. Este viernes ya se ha presentado en el palacio que heredó de su padre, El Rincón, para ponerle a punto y comenzar con los preparativos del enlace. Justo la noche anterior, en su habitual intervenciónen El Hormiguero, ha reconocido que no es de las chicas que tienen su vestido de novia claro desde los 13 años, pero está tranquila porque todavía quedan cinco meses y tiene a su lado al diseñador Juan Avellaneda, que tiene las cosas más claras que ella.

Lea también- Tamara, sobre su vestido de novia: "Mi amigo Avellaneda lo tiene más pensado que yo"

La marquesa de Griñón ha hablado muy veladamente del vestido en esta última intervención, donde se ha mostrado feliz por el paso que darán el próximo junio, cuando ella y Onieva, tras la dolorosa y mediática ruptura y posterior reconciliación, se conviertan por fin en marido y mujer.

Según ha contado la marquesa, la suya será una boda "no demasiado grande" que se celebrará por la tarde en el palacio de El Rincón (propiedad de Tamara y de su hermano Manolo Falcó) y de la que todavía tienen numerosos detalles por ultimar, como enviar las invitaciones a la exclusiva y reducida lista de invitados que asistiran a su enlace, o elegir ese vestido concreto que la hija de Isabel Preysler lucirá en el día más feliz de su vida.

Una cuenta atrás de cinco meses

Sin embargo, y a pesar de esta aparente tranquilidad, Tamara ya está inmersa en los preparativos de su boda y este viernes se la ha visto llegar al lugar de la celebración, el palacio de El Rincón, en la localidad madrileña de Aldea del Fresno, al volante de su propio coche y en solitario.

Lea también'La promesa' o el negocio de Tamara Falcó con TVE que le reporta una fortuna cada mes

¿Por delante? Ultimar una lista interminable de detalles, como el menú, la decoración del recinto, la disposición de las mesas y un largo etcétera, que Tamara supervisará personalmente arañando ratos libres de su apretada agenda, porque quiere que todo salga perfecto el día en el que le de el "sí quiero" a Íñigo Onieva.

La ganadora del Master Chef está viviendo un auténtico sueño desde que esta Nochevieja, como si se tratara de un "milagro navideño", decidió darle una segunda oportunidad a Onieva. Apenas una semana después de retomar su noviazgo, el relaciones públicas y la noble ponían rumbo al Polo Norte. Fue durante este viaje cuando el empresario nocturno volvió a pedirle matrimonio y le regaló una versión "mejorada" del anillo de compromiso que le entregó el pasado mes de septiembre, días antes de su ruptura a causa de una infidelidad veraniega que se volvió viral.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud